Tal vez tú también te hayas fijado en el último anuncio de Red Bull, en el que una mujer susurra que su nueva gama de bebidas no es energética sino orgánica. Intentar subirse a la ola de la vida saludable es muy difícil si eres una marca encasillada en bebidas que aportan chutes de energía a través del azúcar y sustancias estimulantes, así que no hay nada mejor que confundir al público con palabras como “water”, “ginger”, “lemon” u “organic”. Por que, ¿qué hay más saludable que el agua, el jengibre o el limón?

Como sé que más de uno habrá pensado en hacerse con una lata para probarlo, vamos a analizar si es una bebida aconsejable y qué trucos usan para despistarte y pensar que es una buena opción.

¿Por qué no se llama refresco?

Me ha costado sudor y lágrimas encontrar Organics by Red Bull en un hipermercado, y no es porque no estuvieran expuestos, sino porque no están donde el resto de bebidas gaseosas, energéticas ni alcohólicas. De hecho, he tenido que ir al pasillo de “alimentación ecológica” para encontrarlos. Ya me diréis cómo puede un producto así estar al lado de unas almendras naturales. Sin duda, es una perfecta estrategia para confundir a personas que buscan productos naturales y no tienen muchos conocimientos.

Nos encontramos frente a cuatro tipos diferentes: Tonic Water, Simply Cola, Bitter Lemon y Ginger Ale. 

La sorpresa ha sido que al girar la lata para conocer los ingredientes, me he topado con “dióxido de carbono“, que se usa como gasificante en refrescos. ¿Entonces por qué no está al lado de Coca Cola o Fanta? Es simple: estamos ante una estrategia más para seguir haciéndote pensar que es mucho más saludable. Cada vez son más las personas conscientes de que los refrescos tienen un alto contenido en azúcar, conservantes y edulcorantes nada recomendables para el organismo, por lo que si se pusieran en el expositor de refrescos, muchos pasarían de largo.

¿Es una bebida orgánica?

Leyendo el listado de ingredientes te das cuenta de que es de todo menos ecológica y orgánica, pero he querido saber la versión de por qué lo han llamado así. En su web podemos encontrar lo siguiente: “ORGANICS by Red Bull es una nueva gama premium de bebidas orgánicas, elaboradas con ingredientes procedentes al 100% de fuentes naturales. De acuerdo con la regulación orgánica europea (EC) No. 834/2007 y 889/2008, los productos orgánicos no pueden contener sabores artificiales, colorantes artificiales, conservantes o aditivos como el ácido fosfórico“.

¡ARTIFICIALES! Es por eso que han recurrido a colorantes, aditivos y conservantes procedentes de plantas, pero que no implica que sean mejores para el organismo ni que sean bebidas libres de ellos. Aunque, lo que más divertido me parece es que resalten ciertos ingredientes que la industria ya utiliza. En el caso de la cinchona (quinina), podemos encontrarla en las tónicas famosas desde siempre, pero nunca habrás leído que sean bebidas orgánicas ni presumen de ello.

Otro ejemplo es la Simply Cola, que dice ser orgánica porque la empresa ha extraído la cafeína de granos de café. ¿Y sabes qué? La cafeína es cafeína, no importa su origen; la trampa está en que suena mucho mejor decir que proviene del café, en vez de decir que es artificial.

Análisis de ingredientes y valor nutricional

Presumen de ser bebidas 100% natural, ¿no? Vamos a analizar si tienen el mismo contenido que un zumo de frutas natural y si su valor nutricional es interesante como para tomarlo de vez en cuando.

red bull organics

Tonic Water es un producto enfocado a dos tipos de públicos: los que buscan un alto contenido en agua y los que quieren acompañar la bebida alcohólica con una tónica de lo más natural posible. Está muy de moda pedir un Gintonic con tónica sin azúcar, así que Red Bull no ha podido dejar escapar esta vía para introducir su bebida “orgánica”.

Sus ingredientes son: agua, azúcar (de Agricultura Ecológica Pasteurizada), zumo de limón concentrado (también de Agricultura Ecológica), dióxido de carbono, aromas naturales de extractor vegetales (0’32%): cinchona (quinina), quassia y lima.

Tener como segundo ingrediente el azúcar, ya es motivo de rechazo. Por mucho que provenga de agricultura ecológica, el azúcar no puede ser la razón por la que apuestes por una bebida “orgánica”. Imagino que será azúcar de caña o panela, pero ni siquiera lo especifican.
Seguidamente nos encontramos con zumo de limón concentrado y, como bien sabrás, los concentrados son de las peores opciones si buscas un buen zumo de fruta.
Y para rematar toda la lista de ingredientes naturales, tenemos un 0’32% del total (casi inapreciable) de cinchona (estimulante), quassia (aditivo) y lima. Repito: no se están usando ingredientes nuevos ni de mejor calidad, en la industria hace años que se utilizan.

organics by red bull

Tanto el Simply Cola, Bitter Lemon o Ginger Ale tienen componentes igual de poco interesantes para el organismo. Por cierto, no caigas en el error de pensar que tan solo tienen 38 calorías; esas son las calorías por 100ml y la lata contiene 250ml. Es decir, 95 calorías y 22 gramos de azúcar.

Si quieres una bebida 100% natural, BIO, orgánica, ecológica y con alto contenido en agua, prepárate tú mismo un zumo de frutas para que además te aporte micronutrientes.