Los polifenoles son micronutrientes con actividad antioxidante que se encuentran en gran variedad de alimentos. Estos cumplen una importante función en el correcto funcionamiento del organismo. De esta manera, una alimentación rica en antioxidantes favorece una buena salud y reduce el riesgo de sufrir diferentes enfermedades.

La naturaleza nos regala alimentos que constituyen verdaderas medicinas naturales. Y es que una alimentación correcta y variada, es garantía de una buena calidad de vida. Comiendo correctamente, podemos prevenir muchas enfermedades y favorecer la recuperación cuando alguna de ellas aparece. Por ello, unos hábitos saludables y una dieta natural rica en nutrientes, nos ayudará a gozar de un cuerpo fuerte y resistente.

¿Qué función cumplen los polifenoles?

Los alimentos ricos en antioxidantes cumplen una importante función para que las células de nuestro cuerpo se mantengan en buen estado. Los polifenoles, además de disponer de esta propiedad, ayudan a aumentar el índice de bacterias benéficas del intestino, lo cual es importante para la salud, la prevención de enfermedades y el control de peso.

Alcanzar la ingesta diaria de polifenoles, supone alcanzar un elevado nivel de antioxidantes con una acción muy positiva sobre nuestro organismo. Así, los antioxidantes protegen a nuestro organismo de los daños ocasionados por los radicales libres y previenen el envejecimiento prematuro.

Alimentos que contienen polifenoles

  • Chocolate negro, con más de un 70% de cacao
  • Manzanas, también la piel
  • Aceite de oliva
  • Uvas
  • Legumbres como las lentejas
  • Frutos rojos como las frambuesas, fresas, arándanos
  • Tomate, pimientos, remolacha, berenjena
  • Ajos y cebollas
  • Cereales integrales, frutos secos y semillas
  • Guisantes y soja
  • Trigo sarraceno

Como puedes observar, todos estos alimentos son muy fáciles de encontrar y de incluir en nuestra dieta diaria. Aumentar el consumo de frutas y verduras es un acierto en muchos sentidos. La alimentación, junto al deporte y un estilo de vida activo, es fundamental para lograr una buena salud.

Tan solo prestando un poco más de atención a los alimentos que ingerimos podemos aumentar el consumo de polifenoles y disponer de un alto nivel de antioxidantes en nuestro organismo. De esta forma, contribuiremos a proteger nuestro cuerpo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares y neurológicas, entre otras. Además, nuestro aspecto físico se verá favorecido ya que la belleza comiendo por el cuidado desde el interior.