Descubre por qué tu dentadura influye directamente en tu postura corporal

Tener una dentadura bonita es algo que a todos nos motiva. Es posible que tú hayas tenido que usar ortodoncia por tener unos maxilares estrechos, por heredar la forma de la cara, por una alimentación poco saludable o por tu portura corporal. Sí, seguramente nadie había reparado en analizar si su postura es la adecuada.

Se habla mucho de mantener la espalda recta cuando nos sentamos, de no abusar de agachar el cuello para contestar mensajes o de mantener cierta distancia con la mesa de trabajo; tanto es así que tus dientes pueden verse movidos dependiendo de cómo distribuyas tu peso. Atento a la siguiente imagen:

https://www.instagram.com/p/BksQ-z-h9sx/?taken-by=pheasyque

La postura, el equilibrio y tu dentadura

Se han conocido dos nuevos estudios que examinaron la correlación entre la postura corporal, el equilibrio y los dientes que no encajan perfectamente juntos. A esto, los dentistas, lo llaman «mordida torcida«.

En estas investigaciones se concluyó que con un buen control de la postura, se puede llegar a colocar la mandíbula en una posición neutral. Se ha demostrado que existe una relación íntima entre el nervio trigémino de la cara y el núcleo vestibular del cerebro. Tanto el nervio como el núcleo son los encargados de que mastiquemos y de que mantengamos el equilibrio. Así que esas «mordidas torcidas» influyen negativamente en el equilibrio y la postura corporal.

En el primer estudio se observó el tipo de irregularidad dental y si el paciente había pasado por algún tratamiento u ortodoncia anterior. En este caso, los resultados mostraron que las diferencias en la alineación de los dientes estaban relacionadas con un peor control del equilibrio estático.
El segundo estudio también examinó el problema dental, además de analizar el control de la postura y la fatiga física. El resultado indicó que el equilibrio mejoró en los pacientes cuando se corrigieron sus problemas de dentadura. Incluso se observó que la corrección mejoró notablemente la postura y el equilibrio, sobre todo en pacientes que sufrían fatigas.

Si eres deportista, seguro que te interesa saber que la fisonomía de tu mandíbula y dentadura puede tener un impacto indirecto en el rendimiento deportivo. Al verse afectada la postura y el equilibrio, pueden incrementar también el riesgo de lesiones.