La Organización Mundial de la Salud (OMS) continúa en una batalla para conseguir que la población mundial adopte unos hábitos de vida saludables. Para 2030 quiere lograr reducir en un 15% la tasa de sedentarismo mundial entre adultos y adolescentes. ¿Cómo pretende lograrlo? Te contamos el plan basado en 20 medidas, y con 4 objetivos principales.

12 años para conseguirlo

Aunque parezca que desde hoy y hasta el 2030 da tiempo a cambiar los hábitos de la población, la realidad es que depende en gran parte de sectores como la política, la sanidad, la sociedad, el transporte o el deporte. El sedentarismo causa 5’3 millones de muertes al año, siendo el cuarto factor de riesgo mortal mundial. ¡Debemos empezar a cambiar ya!

Por si fuera poco, se calcula que no practicar actividad física tiene un coste de unos 46.500 millones de euros a la sanidad, de los que el 57% corresponde a la sanidad pública.

El plan que lanza la OMS para combatir el sedentarismo se llama Más personas activas para un mundo más sano, y está compuesto de 20 medidas normativas que se basan en 4 objetivos principales. Pretenden que el entorno y las oportunidades para mantenernos activos sean cada vez mayores, implicando a las personas a que vayan en bicicleta, andando y practiquen deporte en su tiempo libre.

¿Cuáles son los 4 objetivos principales?

  • Concienciar a la población. Crear campañas informativas que expongan los beneficios saludables, sociales, económicos y medioambientales que provoca tener un estilo de vida activo. Además, incentivar a participar en conjunto en actividades públicas que se basen en el ejercicio.
  • Crear espacios activos. Si no existen espacios y lugares que favorezcan evitar el sedentarismo, poco podremos hacer. Se demanda a los políticas crear infraestructuras para ciclistas y peatones, así como mejorar la seguridad vial y personal de aquellos que van en bicicleta o sillas de ruedas.
  • Cambiar la educación. Reeducar a la sociedad es fundamental para notar cambios. Es imprescindible que se revise la enseñanza en educación primaria, secundaria y mayores. Incluso, promover realizar deporte en lugares públicos y de trabajo.
  • Ampliar las investigaciones. La tecnología es un gran aliado para aquellos que quieren controlar sus evoluciones físicas o activas. Actualmente existen aplicaciones que monitorizan nuestros datos, pero se podría mejorar su uso para seguir estimulando a la población.

Para crear este plan de la OMS, han sido 83 estados Miembros y Asociaciones internacionales de deporte, salud y transporte los que han participado. Asimismo, tampoco han faltado representantes políticos de ministerios de educación, deporte, transporte y planificación.