Hace unos años nos reiríamos ante semejante propuesta de inhalar nutrientes, pero estamos envueltos en una época en la que priman los buenos hábitos de vida. Las empresas son demasiado listas como para dejar escapar un filón como este, y son muchas las que quieren darle al consumidor su mayor deseo en la vida: conseguir objetivos sin esforzarse.
Estoy segura de que tú también te preguntas por qué la bollería no podría ser igual de saludable que una ensalada, ¿hemos hecho algo malo la humanidad? ¿Por qué no podemos adelgazar comiendo palmeras de chocolate?

Mientras ese problema queda sin resolverse, desde Nutriair creen que es posible que nos nutramos mediante un sistema de inhalación. ¿Es posible o estamos frente a un nuevo timo?

Aporta nutrientes mediante la micro-aerosolización

Nutriair es una compañía que ha puesto a la venta unos pequeños tubos creados para “ingresar al cuerpo nutrientes a través del proceso de micro-aerosolización“. Si eres vapeador, te estarás volviendo loco con semejante apuesta, que además no obtiene aún la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Según la empresa, estos tubos pretenden ser una nueva versión de suplementación alimenticia y bebidas energéticas. Parece ser que se han fijado en que a muchas personas les incomoda llevar productos que ocupen mucho espacio, por lo que decidieron hacerlos pequeños para facilitar su transporte. Bueno, y porque pueden sacar mayor rendimiento vendiendo pequeñas dosis a 9’99 dólares.

Existen diez tipos de inhaladores: Energía, Sueño, Relajación, Recuperación, B12, Concentración, Dieta, Inmunología, Menta y Melón dulce. Todos totalmente desconcertantes. ¿Se puede hacer dieta inhalando humo? ¿Y aumentar las defensas?

Inhaladores de usar y tirar

Cada inhalador de Nutriair tiene una duración de entre 1 y 3 semanas; contiene una batería de 130mAh, que ni se puede recargar ni extraer, así que en cuanto se termine la dosis, a la basura.

Si has visto el vídeo, te parecerá que es un producto creado para fumadores o personas que quieren dejar de hacerlo, puesto que funciona inhalando humo, manteniéndolo unos segundos y expulsándolo por la boca. Vamos,que te puedes volver adicto a los supuestos beneficios de “aportar energía nada más levantarnos” o “reducir los niveles de estrés”.

Nutriair afirma que solo trabajan con ingredientes naturales mediante un aceite que ellos mismos fabrican en un laboratorio. Pero llama la atención que en ningún momento comenten cómo esos “nutrientes” son absorbidos por el organismo. ¡Ah, sí! Es imposible.
Fumar, aunque sea vapor de agua mezclado con otras sustancias, no es beneficioso para el organismo. Para más inri, sus inhaladores contienen propilenglicol, que es un compuesto químico dañino si se toma en altas dosis.

Si quieres estar bien nutrido, aliméntate de forma saludable. Olvídate de atajos que puedan poner en peligro tu salud. Además, ¿quién prefiere fumar antes que comer? ¡Que no te engañen con milagros!