No es la primera vez que hablamos de que la tecnología de impresión en 3D se adentra en el mundo del deporte. Nike no quería ser menos y ha decidido apostar por lanzar una nueva línea de calzado para correr llamada Nike Zoom Vaporfly Elite Flyprint. Te contamos todas las características de estas zapatillas revolucionarias por si te planteas ser de los primeros en adquirirlas.

Tejidos más transpirables y de alta resistencia

Aún nos cuesta asumir cómo una impresora es capaz de crear calzado resistente, que encima mejora a la fabricación “tradicional”. Este modelo se caracteriza por tener un tejido más transpirable, ser más ligero y contar con unas fibras mucho más resistentes que las del modelo anterior, las Flyknit.

Con las Flyprint, los diseñadores pudieron trasladar información y datos del corredor al tejido de la parte superior de la zapatilla, por lo que consiguen hacerla totalmente personalizada. Esto ayudará a que el deportista mejore su capacidad, además de que su producción es mucho más rápida que el proceso anterior (hasta 16 veces más).

Crear unas zapatillas mediante la impresión en 3D reduce la resistencia de fricción entre los hilos, ya que en este material impreso existe una mayor precisión gracias a sus intersecciones perfectamente fusionadas. Por si fuera poco, eliminaremos la problemática de que se nos descosen o despegan ciertas partes del calzado; los hilos flyknit están diseñados para unirse de forma térmica con el tejido 3D.

Eliud Kipchoge, medallista de oro olímpico de maratón en el año 2016, su embajador

Pocos deportistas pueden llegar al rendimiento de Eliud, por lo que su experiencia con estas zapatillas avalan cualquier tipo de crítica constructiva. Al principio era reticente a su uso, pero con el paso de los entrenamientos fue consciente de la comodidad y el agradable tacto que aportaban en la parte superior.

Destaca que no producen impacto en las articulaciones, los músculos no se resienten, son 100% resistentes al agua y ofrecen una correcta transpirabilidad. Si el medallista olímpico de maratón así lo asegura, ¿cómo vamos a poner en duda que la impresión en 3D sea el futuro deportivo?