No es ninguna sorpresa que Nestlé incorpore grandes cantidades de azúcar en sus productos dulces. Estamos pre-avisados de que aquellos envases que dicen «sin azúcar añadido» o «light», suelen ser igual de poco saludables. Que no se añada más azúcar durante el proceso de fabricación, no implica que sean más sanos. De hecho, la industria suele jugar con los endulzantes, a pesar de tener el mismo efecto que el azúcar en el organismo.

Muchas empresas se han puesto las pilas con este tema, ya que cada vez estamos más concienciados de que el chocolate debe tener un gran porcentaje de cacao (al menos 85%) para que tienda a ser saludable. Nestlé no ha querido quedarse atrás y ha introducido un nuevo ingrediente en sus productos. Según comenta la compañía, han dado con un método para usar la pulpa blanca que bordea los granos en el interior de la vaina de cacao, y usarla como endulzante. De manera que han conseguido crear un chocolate con un 70% de cacao y sin azúcar refinado añadido.

Chocolate con solo cacao, ¿puede ser real?

No está nada mal encontrar la manera de hacer chocolate sin añadir otro tipo de ingrediente. Parece una gran idea, sobre todo si pensamos en que la mayoría del chocolate que se comercializa apenas contiene cacao. Por ejemplo, el chocolate blanco, ni siquiera es cacao.

Es llamativo que esta pulpa blanca con sabor dulce nunca se hubiera usado. Hay una parte que se usa en la fermentación del cacao, pero la mayoría de deshecha. Así que parece de lo más interesante que Nestlé haya encontrado la manera de aprovecharla.

A partir del próximo otoño encontraremos este «nuevo» chocolate en Kit Kat. A pesar de parecer un ingrediente gourmet y que puede revolucionar el sistema de creación de chococlate, la multinacional ha decidido introducirlo por primera vez en este tipo de barritas. Puede ser una buena idea, ya que hemos visto Kit Kat de casi todos los sabores (incluido mojito).
No obstante, también planean introducirlo en otros productos, aunque aún no han desvelado cuáles serán los afortunados. Además, tampoco sabemos si esta técnica de fabricación será exclusiva de ellos o venderán la idea a más empresas.

No se convierte en un dulce saludable

Vale, han mejorado los ingrediente, pero no va a convertirse en un producto saludable. La clave no está en utilizar menos azúcar en el proceso, sino de apostar por chocolates con un gran porcentaje de cacao.