Las modalidades de baile cada vez están más integradas en las salas deportivas y gimnasios. Y es que éstas, trabajan el cuerpo y la mente de una forma muy completa. No es raro que cada vez más personas se animen a probar y se enganchen. ¿Es tu caso?

Actividades de baile en el gimnasio

1. Zumba

Las clases de zumba son de las más populares en cualquier gimnasio. De hecho, se han convertido en una disciplina de baile obligatoria. Tanto, que pueden llegar a influir en la decisión de una persona de apuntarse o no a dicho centro. Y es que, practicar zumba, combina la diversión con el trabajo, de una forma dinámica y sencilla. Consiste en ejecutar una serie de pasos de dificultad media, a son de salsa, merengue, bachata y otros ritmos latinos. No es necesaria experiencia previa, ya que se van repitiendo las coreografías de manera que puedas aprenderlas de progresivamente.

2. Danza del vientre

La danza del vientre, o danza oriental, es un tipo de baile muy sensual que ayuda a moldear la figura. Es muy recomendable para tonificar el abdomen y fortalecer la musculatura pélvica. Se trata de una de las danzas más antiguas del mundo. Además, requiere material como el pañuelo, con el que podrás sentirte muy involucrada en la práctica de esta modalidad tan beneficiosa para el cuerpo.

baile en el gimnasio

3. Ballet fit

Se trata de una práctica que llegó a España hace relativamente poco, y que lo hizo para quedarse. Cada vez es más popular por su gran cantidad de beneficios para el cuerpo y la mente. Se trata de llevar la disciplina más estricta del ballet clásico al mundo del fitness. Las sesiones de Ballet Fit, se dividen en tres partes: barra, cardio y suelo. La duración de cada sesión es de una hora y no se requiere experiencia previa. Si llevabas dentro la espinita del ballet, pero te sentías mayor para empezar, ahora puedes hacerlo de una forma más deportiva y modernizada. ¡Son todo beneficios!

4. Aerodance

El aerodance es una de las clases de baile con más seguidores en los gimnasios. Y es que se trata de una disciplina muy divertida que combina diferentes ritmos. Es muy recomendada para aquellas personas que quieran realizar ejercicio físico, pero no encuentren una actividad que les motive. En el caso del aerodance, podrás mantenerte en forma de una manera divertida y original. Si te gusta bailar, aprenderás a hacerlo al ritmo de jazz, tango o aeróbic. En ocasiones se utiliza step para dotar de más intensidad al movimiento. Si te llama la atención, ¡no te quedes sin probarlo!

Beneficios en común de las disciplinas de baile

Además de los ya mencionados, todas ellas comparten algunas ventajas:

  • Mejoran la resistencia
  • Favorecen la coordinación, el equilibrio y la flexibilidad
  • Ayudan a liberar tensiones y estrés acumulado
  • Fortalecen la musculatura y tonifican el cuerpo
  • Ayudan a perder peso y mejorar la condición física
  • Resulta muy divertido y mejora las relaciones sociales
  • Trabajan en el ámbito muscular y articular