El Mindfulness es una técnica de atención plena, que cada vez está más extendida popularmente en distintas ramas de la vida. Existe el Mindfulness en el campo empresarial, por ejemplo, en el personal y sí, también en el deportivo. La cuestión es: ¿puede realmente mejorar el rendimiento de un deportista?

Aunque no tenemos todas las respuestas, lo cierto es que, cada vez más deportistas profesionales en todo el mundo, aplican el método Mindfulness en su actividad deportiva, porque aseguran beneficiarles en sus resultados. Y es que la mente, con todo su poder, puede ponernos más de una trampa sobre el campo de juego. Los miedos, la incertidumbre o los nervios, pueden cambiar drásticamente el marcador. Por ello, probar a introducir el Mindfulness en tu vida, puede darte muchas alegrías y, de paso, mucha paz interior. Vivimos a un ritmo frenético y encontrar unos minutos de desconexión debería ser una obligación.

Mindfulness en el marco deportivo

Si eres deportista y has sentido en más de una ocasión la responsabilidad del equipo, o de tu propia marca, sobre tus espaldas, quizá te vendría bien aplicar los principios del Mindfulness en el deporte.

Foco en el presente

A menudo nos llevamos las preocupaciones personales o profesionales al entrenamiento. Y esto, no solo no nos permite desconectar, sino que puede interferir en el rendimiento que ofrecemos. Por ello, si observas que, durante tu actividad deportiva, la mente empieza a divagar, dando saltos entre ideas que nada tienen que ver con el ejercicio, intenta focalizar tu atención en el momento presente. Visualiza el aire mientras inhalas y exhalas; observa cómo se llenan tus pulmones; mira el recorrido del balón sobre la pista o la trayectoria de tu salto sobre la colchoneta. Es importante que aprendas a prestar atención a lo que estás haciendo en este momento. Todo lo demás, son distracciones que te impiden avanzar.

Fluye con las circunstancias

Como ya sabrás, en el mundo del deporte, tan importante es saber ganar como aceptar la derrota. Aceptar los resultados de una forma inteligente a nivel emocional, te ayudará a enfrentarte mejor a cualquier circunstancia. Asimismo, debes aprender que no vales más que tu adversario porque esta vez lo hayas hecho mejor. Practicar la humildad y disfrutar, tanto de las victorias como de las enseñanzas de perder, es imprescindible. Céntrate en lo realmente importante, el aquí y el ahora.

Intégralo en tu vida

Si ves que desde que has decidido poner atención al momento presente, disfrutar del entrenamiento como si no existiera nada más, y practicar la generosidad sobre la cancha te sientes bien, ¿por qué no convertirlo en tu estilo de vida? Practica el Mindfulness y rinde más sin pretenderlo.