Una buena noticia que se espera desde hace años, y es que siempre se ha estigmatizado a una raza en general, en lugar de señalar a los perros peligrosos de forma individual. Y esto último es lo que va a intentar generar el Gobierno al modificar la ley de animales potencialmente peligrosos.

La intención es eliminar, o disuadir, los prejuicios injustos sobre unas razas concretas. Actualmente los PPP, perros potencialmente peligrosos, están señalados como animales violentos a los que es mejor no acercarse. Y esto está creando un miedo generalizado y un debate en torno a si es culpa del instinto animal resultado de su mezcla genética o la educación del dueño influye.

Está demostrado que ambos factores influyen en el comportamiento del animal. Es por esto por lo que la ley eliminará la lista de los perros peligrosos en España y empezará a «juzgar» a cada perro de forma individual.

En la lista de perros peligrosos encontramos razas como Pit Bull Terrier, Rottweiler, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Staffordshire Bull Terrier, Presa canario, American Staffordshire Terrier, Bóxer, Fila Brasileiro, Tosa Inu, Akita Inu y Mastín napolitano, entre otros.

Un pitbull paseando por un bosque en otoño

El anteproyecto de ley recoge que, tras la eliminación de la lista, aquellos perros que necesiten un trato especial, deberán ser educados con técnicas especialistas para mejorar su comportamiento y dejar de ser peligrosos.

No se sabe aún si los bozales seguirán siendo obligatorios en esas razas, lo que si se mantendrá es el uso obligado de correas, salvo en espacios habilitados para ellos. Tener al perro atado y controlado en todo momento, para no sufrir fugar, peleas, robos, malos comportamientos, etc.

El director general de Derechos Animales del Gobierno, también ha hablado de otros temas en las jornadas organizadas por la Real Sociedad Canina Española, como, por ejemplo, homogenizar la normativa de identificación animal de las 17 comunidades autónomas que forman España.

A su vez, también se incluirá un Sistema de Registro de Protección Animal, conformado por diferentes sistemas de identificación. Asimismo, se implantará un Registro Nacional de Profesionales de Comportamiento y Educación Canina en colaboración con los Ministerios de Trabajo y Educación de España.

También se creará un Registro de Centros de Bienestar Animal, mediante el que se garantizará la profesionalidad de aquellas personas y centros de recogida de animales abandonados (refugios, protectoras y entidades de protección animal).

Con respecto a la venta de animales de raza, no se ha dicho nada, salvo que se creará un Registro Nacional de Criadores de Compañía para que solo los registrados puedan criar animales de forma oficial.