Hace unos días, Lutz Backes, el creador del logo de la empresa alemana, desveló uno de los secretos mejores guardados. El logotipo de Puma en realidad era una pantera.

Contó Backes que “el puma es un animal bello, poderoso y tiene un trasero gordo. Pero dibujar eso en la silueta con elegancia es un poco difícil“. Es por eso que dibujó el contorno de una pantera negra con la cabeza y las garras de un puma.

Rudolf Dassler, el fundador de Puma no estaba especialmente entusiasmado con la dimensión del rabo del felino, puesto que cuanto más espacio ocupara el anuncio más tendría que pagar. Backes obtuvo una pequeña gratificación por el diseño y rechazó cobrar un porcentaje por cada producto de la empresa alemana que se vendiera.

El logotipo se convirtió en el oficial el 10 de enero de 1968 y desde entonces no ha tenido ningún cambio.

¿Por qué un puma?

Que eligieran este felino no es casualidad. El puma es salvaje y se caracteriza por su rapidez, fuerza y destreza. En los inicios, el logotipo tenía ojos y nariz, pero fueron eliminados en 1979. Además, al diseño del felino le acompaña la palabra “puma” en español para que fuera más fácil de recordar.

Lo normal es ver el logo en negro, aunque la empresa también apuesta últimamente por el color rojo. Tampoco es necesario que aparezcan las letras para identificar la marca, puesto que la imagen del felino es fácil de relacionar con la empresa deportiva. Sin embargo, al revés nunca lo veremos.