En todos tus años de deporte, es probable que hayas oído hablar de miles de remedios para los calambres musculares; como comer plátanos o realizar estiramientos. ¿Pero quieres uno más? Beber el jugo de los pepinillos. No son pocos los deportistas que defienden que beber este jugo puede ayudar a aliviar los calambres dolorosos e, incluso, prevenirlos.

No te pierdas: 5 razones por las que los pepinillos deberían ser tu nuevo alimento favorito

¿Realmente funciona?

Parémonos a pensar: el jugo de los pepinillos es técnicamente salmuera, por lo que se trata de agua salada. Mucha gente piensa que los beneficios provienen del sodio de la sal; ya que cuando nos deshidratamos (como después de un entrenamiento intenso), los electrolitos del cuerpo (incluidos sodio y potasio) se eliminan. Es por eso que se pueden causar calambres musculares involuntarios.

Según una investigación, el jugo de pepinillo puede ayudar positivamente. En ese pequeño estudio se les dio jugo de pepinillos a algunos hombres que tenían calambres, mientras que a otros se les suministró agua. Los investigadores descubrieron que los hombres que bebían el jugo tenían calambres que duraban unos 49 segundos menos que los que bebían agua.

Lógicamente, este remedio tiene ventajas en deportistas extremos o que realizan entrenamientos muy intensos. Si ese eres tú, puedes intentar tomar un cuarto de jugo de pepinillos después de hacer ejercicio. Mézclalo con agua para asegurarte de que te mantienes bien hidratado.

¿Hay algún inconveniente al beberlo?

Si tienes hipertensión sí podría suponer un problema el aumento de sal en tu dieta. Antes de nada, consúltalo con tu médico. Además el jugo de pepinillos puede deshidratar si es lo único que tomas después de entrenar. Así que asegúrate de beber con moderación y aumenta la ingesta de agua.

En el caso de que no puedas beber el jugo, existen bebidas deportivas como Gatorade y Powerade que ayudan a reemplazar la pérdida de sodio y electrolitos en tu cuerpo. La pena es que no tienen tanto impacto como el jugo de salmuera súper salado, pero pueden ayudar.
Incluso, si detestas los pepinillos, prueba a beber una bebida deportiva antes, durante y después de un duro entrenamiento. Por ejemplo, puedes agregar una cucharadita de sal a medio litro de agua, además de agregar jugo de cítricos para darle sabor.

Eso sí, si no está entrenando muy duro y durante mucho tiempo a temperaturas elevadas, realmente no necesitas tomar esta bebida para ayudarte a mejorar los calambres musculares.