El 1 de enero de este año, entró en vigor una nueva normativa alimentaria en la UE. Esta autoriza y facilita el comercio de algunos alimentos poco habituales en nuestras cocinas como los insectos, alimentos elaborados con nuevas técnicas y los hongos.
Esta nueva normativa legislativa lleva el nombre “Novel Food” e incluye una lista de alimentos que hasta ahora no se podían comerciar.

El comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, expuso que estos cambios harán que el proceso de entrada de nuevos alimentos a nuestro mercado sea “más simple, fácil y rápido“. Además, agregó que esto “añadirá a la variedad ya presente en el mercado de la UE alimentos saludables, nutritivos, tradicionales e innovadores“.

¿Es sano comer insectos?

Que exista una nueva normativa europea que acepte el consumo de insectos y hongos, no significa que podamos comernos los grillos o las hormigas que encontremos en el parque. A no ser que seas El Último Superviviente y tengas mucha hambre.
La autorización incluye unas condiciones para el uso de los productos y etiquetado. La legislación europea obliga que los productos sean seguros para el consumo y que contengan las etiquetas adecuadas para no producir confusión al consumidor.

En muchos países ajenos a Europa tienen normalizado comer insectos; a todos se nos viene a la cabeza el típico mercadillo tailandés con grillos y cucarachas fritas. Pues en algunas zonas de la UE ya se consiguen alimentos elaborados con insectos o a los que se los agregaron como un componente más. Reino Unido, Holanda, Austria, Dinamarca y Finlandia permiten el comercio de hormigas, cucarachas, gusanos y otros bichos como nutritivos alimentos.

Existe una harina hecha de grillos y, según el director de innovación de Fazer, el sabor es bastante similar a una de trigo, pero con un componente nutricional más fuerte. Este insecto dicen que contiene cinco veces más magnesio que la carne, el triple más de hierro que las espinacas, el doble más de calcio que la leche y fibra que el arroz y diez veces más vitamina B12 que el salmón.

Sin duda, se acaba de inaugurar una nueva oportunidad de negocio. Quizá ahora mismo somos un poco reacios a hacernos una ensalada con saltamontes o comer brochetas de gusanos, pero quién sabe en el futuro…

¿Por qué no vemos normal la entomofagia?

Hoy en día, en Asia y África se comen más de 1.900 especies, entre los que destacan los escarabajos, las orugas, hormigas, saltamontes, langostas, grillos, cochinillas, cucarachas, chinches, libélulas y moscas. Por si no lo sabías, el ser humano, en sus inicios, comía bichos y era una gran fuente nutricional.
En España, el único bicho que comemos es el caracol o la cabrilla y no lo vemos algo natural. ¿Será este el primer paso para que nos pongan una tapita de hormigas con nuestra cerveza?