En verano, el buen clima hace que pasemos más tiempo al aire libre, que bajo techo. Los días son muy bonitos y apetece disfrutar de actividades deportivas en la naturaleza. Sin embargo, una tormenta de verano podría chafar nuestros planes. Te damos algunas ideas para practicar ejercicio físico en días de lluvia.

Mucha gente espera el verano durante todo el año. Imaginamos pasar buenos ratos bajo el sol, broncearnos y vestir con ropa fresquita y cómoda. Tanto los días de playa, como el terraceo con amigos, o la práctica de ejercicio físico, se vuelven muy agradables y placenteros. No obstante, nos podemos ver envueltos en una fuerte tormenta de verano, de esas que nos dejan fuera de juego y ni playa, ni terraza, ni deporte. Pero, ¡que no cunda el pánico! Los días de lluvia durante el verano son momentos perfectos para recuperar energía. Generalmente suelen venir con un agradable frescor que nos sirve para descansar del sofocante calor. Además, la naturaleza necesita agua. Por ello, lo primero que debemos hacer, es cambiar la perspectiva frente a un día de lluvia.

Ideas para practicar ejercicio físico en días de lluvia

Piscina

Muchas veces te hablamos de los beneficios de practicar natación. Es uno de los deportes más completos que existen. Cuida tu salud física y mental y te mantiene en forma, con un reducido riesgo de lesión. Acudir a la piscina y hacer unos largos en un día de lluvia, puede suponer un momento de desconexión que te favorezca mucho y te aporte bienestar.

Rocódromo

Si eres más aventurero, busca a un par de amigos y preparad una sesión de escalada en el rocódromo más cercano. Es una manera de poder entrenar de una forma intensa, con una actividad diferente y bajo techo.

Pádel

Seguro que a menudo piensas “a ver cuándo organizo un partido de pádel”. Así que la próxima vez que la previsión meteorológica anuncie lluvia ya sabes. Tira de contactos y pasa un buen rato dándole a la pala.

Spinning

No hace falta que seas demasiado creativo e innoves en un día de lluvia. Cambia el running callejero, por una sesión de spinning en el gimnasio. Dale caña a tu cuerpo, acelera tus pulsaciones y ¡a sudar!

Yoga

Una sesión de yoga en casa es ideal en los días de lluvia. Prepara un rincón limpio y cómodo, enciende una vela, y regala a tu cuerpo y mente una dosis de equilibrio, paz y serenidad. Se traducirá en los días posteriores y necesitarás repetir la práctica más veces.