Tomar la decisión de ir a un gimnasio a entrenar o, por el contrario, hacerlo en casa, es una elección muy personal. Y es que nadie mejor que uno mismo para decidir lo que le conviene y se ajusta más a sus necesidades. Sin embargo, si estas en duda, te interesa conocer algunos datos sobre cada una de las opciones. ¡Te los contamos!

¿Entrenar en casa o en el gimnasio?

Muchas personas se plantean si acudir a un gimnasio o seguir una rutina de ejercicios en casa. La causa principal suele ser la falta de tiempo, el aspecto económico o el no sentirse motivado en el gimnasio; aunque existen diversos motivos que pueden llevar a una persona a preferir realizar ejercicio en casa.

Especialmente en los meses de invierno, a muchos se les hace cuesta arriba tener que salir de casa para acudir al gimnasio. Esto suele ocurrir porque piensan más en el esfuerzo que les supondrá salir de casa e ir a la sala deportiva, que en el propio objetivo. Sin embargo, entrenar en casa, tampoco es una mala idea, en función de los objetivos.

¿Cómo me decido por hacer ejercicio en casa o en el gimnasio?

Como decíamos al principio del post, nadie mejor que tú mismo para tomar esa decisión. Piensa en qué objetivo quieres lograr y si en casa tienes todos los recursos para conseguirlo. Por otro lado, si te decantas más por el gimnasio, reflexiona sobre tu capacidad de disciplina y constancia para asistir periódicamente y tomártelo enserio.

Tanto acudir al gimnasio como hacerlo en casa es una buena elección, sin embargo, debes preguntarte qué nivel de intensidad necesitas para alcanzar tu meta (perder peso, ganar músculos, mantenerte en una buena forma física…).

 ¿Qué diferencias hay entre entrenar en casa o en el gimnasio?

Es posible que entrenar en casa te resulte más cómodo y sea más fácil para combatir la pereza. Además, puedes adaptar perfectamente el entrenamiento a tus horarios. Sin embargo, en función de tus objetivos, y si te lo tomas enserio de verdad, deberás ir adquiriendo el material adecuado para seguir evolucionando.

Por otro lado, si consigues encontrar un hueco para el gimnasio, éste te aporta evolución de una forma más segura. Allí encontrarás todo tipo de material, máquinas para ir aumentando el peso, clases colectivas, monitores que te podrán ayudar en todo…

Conclusiones a la hora de decidirte

Si eres una persona disciplinada y constante, encontrarás la manera de alcanzar tus objetivos, tanto en casa como en el gimnasio. Sin embargo, a grandes rasgos piensa que en casa no tienes excusas para faltar, puedes adaptarte perfectamente y aprender a ser creativo para lograr un entrenamiento completo.

Por otro lado, en el gimnasio encontrarás todo aquello que necesitas y tienes diversidad de opciones a tu alcance. Además, estar en contacto con otras personas añade el valor de la socialización, tan positiva para despejarnos de las preocupaciones cotidianas.