Los ciclistas están de enhorabuena por el lanzamiento de dos nuevos gadgets deportivos de la mano de Garmin. Un ciclocomputador y un radar son las nuevas propuestas pensadas para deportistas que quieran evolucionar y superar su propias metas. No importa tu nivel, ya que lo que se pretende es mantener la seguridad del ciclista cuando sale a montar en bicicleta.

Edge® 130: el ciclocomputador para principiantes

Quizá no eras conocedor de este tipo de accesorios para ciclistas, pero de a buen seguro te aportará información necesaria para mejorar tus entrenamientos. Este ciclocomputador tiene un diseño compacto, resistente y ligero (sólo 33 gramos),y está pensado para aquellos que comienzan a rodar o lo hacen de forma espontánea. Es de uso intuitivo y consta de una pantalla de 1,8 pulgadas que permite ser visible incluso con la luz solar directa.

Cuenta con 5 controles y podremos saber de forma inmediata todos los datos que va recogiendo, así como la frecuencia cardíaca, velocidad, distancia o altitud, entre otros. Incluso, para los más curiosos, realiza una estimación del nivel VO2 y de la recuperación física tras una salida.

Para mantenernos conectados continuamente contiene un altímetro barométrico, compatible con GPS, GLONASS y Galileo. Edge® 130 está pensado para mejorar el seguimiento del ciclista, incluso en zonas arboladas. En caso de querer estar en contacto con nuestros amigos o familiares, este ciclocomputador está capacitado para recibir notificaciones inteligentes en su pantalla, además de acceder a servicios de información como el pronóstico del tiempo. Asimismo, las personas que tu decidas tendrán la ubicación en tiempo real, por si surgiera algún imprevisto en el camino.

Su autonomía puede alcanzar las 15 horas (dependiendo del uso) y posee tecnología inalámbrica ANT+ y Bluetooth.

Varia™ RTL 510: el radar para hacerte visible

Estamos frente a un radar que se integra perfectamente y de forma vertical en la tija del sillín, sin importar qué tipo de bicicleta sea. Este gadget te ayuda a generar un entorno de mayor confianza cuando vas entrenando, avisando
a los vehículos que se acercan hasta a una distancia de 140 metros.

Su luz trasera es más potente que en modelos anteriores y repercute en una mejor visibilidad del ciclista. Produce un destello a 220 grados, con una distancia de un kilómetro, y permite ver y ser visto tanto de día como de noche. Ofrece también un modo parpadeo y otro fijo, así como alertas visuales y sonoras de los vehículos que se acercan desde atrás.

Cuenta con una autonomía de hasta 15 horas en modo parpadeo o seis horas en modo fijo.