En el día de hoy se ha anunciado el nuevo wearable de Fitbit, concretamente el Fitbit Charge 3. Esta nueva pulsera fitness sigue con un diseño parecido al modelo anterior, aunque posee una pantalla mucho más mejorada, modo de natación y algunas otras funcionalidades nuevas.
Aunque físicamente parece muy similar al Charge 2, Fitbit ha realizado una serie de cambios en su carcasa, como por ejemplo el cuerpo de aluminio anodizado y el cristal de la pantalla Gorilla Glass 3.

Un estilo actualizado

Cómo te decíamos antes, el diseño apenas ha cambiado aunque en esta ocasión tiene un toque mucho más elegante, por lo que se diferencia de cualquier otra pulsera fitness.
La correa cuenta con un patrón geométrico y la pantalla es mucho más delgada y resistente que las anteriores. Además, la pantalla es un 40% más grande, posee más nitidez y brillo y cuenta con panel OLED.

Monitorización del entrenamiento y cuestiones de salud

Por supuesto, su software también se ha actualizado y han añadido ciertas animaciones para celebrar tus logros (así parecerá más divertido).

Cuenta con 15 modos diferentes ejercicios (natación, running, yoga, ciclismo e incluso entrenamiento de fuerza). Podrás establecer metas caloricas, de distancia o de duración del ejercicio, así que contarás con motivación extra.

Ha llamado también la atención que incluyan registros del ciclo menstrual en las mujeres. Intentan que no tengas que contar con aplicaciones en tu teléfono móvil para calcular los periodos de menstruación y fechas de ovulación.

Como en casi cualquier otro wearable deportivo, podrás tener información sobre las horas de sueño, tu frecuencia cardíaca, el número de calorías quemadas y la hidratación. Además cuenta con monitorización las 24 horas del día para obtener los datos más exactos sobre el usuario.

En cuanto a la batería, el Fitbit Charge 3 aumentado significativamente su duración. El modelo anterior podría soportar hasta 5 días y volver a cargar, pero en la versión actualizada se puede lograr aguantar hasta 7 días.

Especial para deportistas aventureros

El Fitbit Charge 3 es resistente al agua hasta 50 metros y, además, han incorporado el modo natación para que puedas registrar el ritmo y los largos que realizas en el entrenamiento. Incluso cuenta con un sensor de oxígeno en sangre.

Si eres más de salir a correr o en bicicleta, el wearable se conectará al GPS del móvil y podrás seguir la ruta en tiempo real.

Disponible ya a la venta

El Fitbit Charge 3 sale al mercado en dos versiones diferentes; la más básica por 150 dólares y la edición especial (con soporte para pagos NFC) costará unos 170 $.