¿Alguna vez te has preguntado cómo puede influir vivir rodeado de vegetación, en comparación con hacerlo rodeado de pisos? Parece que una reciente investigación del Reino Unido sugiere que ver paisajes verdes a menudo, tiene efectos positivos para la salud. Ya no es solamente que respires un aire de mejor calidad, sino que también pueden ayudarte a reducir los antojos por comidas como el chocolate, la cafeína o el alcohol. (¡Ya vamos a estar buscando para mudarnos de la ciudad!)

En el estudio, publicado en la revista Health & Place, participaron 149 personas de entre 21 y 65 años. Tuvieron que realizar una encuesta online que contenía preguntas sobre sus características demográficas, el entorno local, los efectos negativos (depresión, ansiedad, etc.) y los antojos de cosas por alimentos poco saludables como el chocolate, la cafeína, la nicotina y el alcohol. Los participantes calificaron la intensidad, las imágenes y la intrusión de sus antojos en una escala de 11 puntos.

Después de esta encuesta, los investigadores determinaron el porcentaje de espacio verde que los participantes tenían y veían regularmente desde sus casas. Resulta que las personas expuestas a la naturaleza tenían antojos menos frecuentes y menos fuertes. De hecho, el efecto fue más fuerte en aquellos que realmente podían ver vegetación desde su casa o tenían acceso a jardines.

El contacto con la naturaleza se relaciona con una reducción en el estado de ánimo negativo

Aunque el estudio no probó realmente si al aumentar la exposición a la naturaleza se pueden reducir los antojos, parece que tener un mayor contacto con la naturaleza puede influir positivamente. Tener a la naturaleza más presente siempre se ha vinculado con una mejora en el estado de ánimo, así como tener antojos menos frecuentes e intensos. El estudio se basó en investigaciones anteriores, con la teoría de que una mayor exposición a la naturaleza se vincula con menores antojos.

Además, la práctica de ejercicio al aire libre también aumenta el bienestar mental y físico. No obstante, se necesitan muchos más estudios que establezcan si los beneficios que pueden extender a los antojos. Aun así, nunca está de más calzarte tus zapatillas, ponerte la ropa de deporte y salir a entrenar. Cuanto mayor contacto con la naturaleza, mejor. Aprovecha los días de vacaciones para relajarte y huir de todos los antojos de comida basura.