Existen multitud de aplicaciones de mindfulness para ayudar a reducir el estrés, y que realmente están creciendo a buen ritmo. Tanto que hay estimaciones que las sitúan en unos 32 millones de dólares al trimestre. No obstante, muchos optan por videojuegos antes que por aplicaciones relajantes, y podrían estar en lo cierto. Una nueva investigación sugiere que puede haber una forma menos útil de relajarse, pero que sea más eficaz: los videojuegos de tu teléfono.

¿Videojuegos, apps de mindfulness o spinners?

El estudio se publicó JMIR Mental Health, y contó con la participación de 45 estudiantes universitarios que tuvieron que hacer una prueba de matemáticas de 15 minutos para provocar un mayor nivel de estrés, después se les dividió en tres grupos. Un grupo jugó a un juego de ajuste de forma llamado Block! Hexa Puzzle, el segundo usó la aplicación de atención plena Headspace, y el tercero jugó con spinners. Cada grupo participó en las actividades durante 10 minutos.
Los que jugaron al videojuego comunicaron sentirse con energía. Pero aquellos de los otros dos grupos tuvieron la reacción opuesta; se sentían más cansados ​​e incluso exhaustos en algunos casos.

En una segunda parte del estudio, 20 profesionales en activo se dividieron también en grupos, pero esta vez se les pidió que jugaran a los videojuegos, escucharan la aplicación de atención plena o usaran el dispositivo de giro durante 10 minutos después de llegar a casa del trabajo. Hicieron esto durante cinco días e informaron sobre cómo se sintieron después.
Los que jugaron a los videojuegos decían sentirse más relajados al final de la semana que los de los otros dos grupos. De hecho, durante el transcurso del estudio, los voluntarios de los juegos informaron que su nivel de relajación aumentaba cada día más.

Así que más que ser una pérdida de tiempo, incluso los videojuegos más comunes y simples pueden tener el potencial de ser útiles para reducir el estrés laboral y ser más efectivos que una aplicación mindfulness. La diferencia probablemente esté relacionada con los cuatro factores necesarios para una recuperación después del estrés o un día de trabajo: el desapego psicológico, la relajación, el dominio y la sensación de control.

¿Por qué parecen mejores los videojuegos?

Lógicamente, las aplicaciones de mindfulness pueden provocar relajación, pero los videojuegos tienden a tener un plus. Y es que las personas sienten que están desarrollando habilidades cuando juegan un juego, dándoles esa sensación de dominio. Además, ese desapego significa que no estás pensando en el trabajo, que es algo que puede no darse completamente cuando hacer algún ejercicio de atención plena.

Según investigaciones previas, los juegos que son inmersivos y con narrativas fuertes, con cierto grado de acción, que presentan una historia o se juegan junto con varios jugadores, pueden ser muy útiles para múltiples componentes de recuperación. Así que ahora sabes que pasar un ratito jugando con tu móvil puede ser justo lo que necesitas para eliminar el estrés de tu trabajo. Aunque no te olvides que practicar ejercicio físico también cumple esa función.