Aunque el café tiende a obtener todo el amor, especialmente entre los deportistas, los bebedores de té verde conocen su forma favorita de cafeína y calentamiento, además de un montón de beneficios para la salud. No solo puede ayudar a aumentar la función cerebral, sino que, según una nueva investigación realizada en China, también puede ayudar a proteger tu corazón.

En el estudio, publicado en el European Journal of Preventive Cardiology, los investigadores analizaron los datos de más de 100.000 participantes en el proyecto China-PAR, que tenía como objetivo predecir los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica, que no tenían antecedentes de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, o cáncer. Los participantes se dividieron en dos grupos: los que bebían té tres o más veces a la semana y los que bebían té menos de tres veces semanales.

Después de un período de seguimiento de unos siete años, los científicos descubrieron que los que bebían té verde habitualmente tenían una mejor salud cardíaca en comparación con los que no. Concretamente, tenían un 20% menos de probabilidades de sufrir enfermedades cardíacas o accidentes cerebrovasculares, un 22% menos de probabilidades de morir de enfermedades cardíacas o accidentes cerebrovasculares, y un 15% o menos de probabilidades de morir por otros problemas de salud.

Después del período de seguimiento inicial, los investigadores consultaron con los participantes cinco años después y descubrieron que la conexión entre el té verde y la salud cardíaca era aún más fuerte: los bebedores de té ahora tenían un 39% menos de probabilidades de sufrir enfermedades cardíacas o derrames cerebrales, 56% o menos probabilidades de morir de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular, y 29% menos probabilidades de morir de otros problemas de salud.

¿Es tan beneficioso como parece?

Según el autor principal del estudio, Xinyan Wang, el té es una fuente rica de polifenoles. Los polifenoles son un antioxidante que se ha demostrado que alivia la inflamación y mejora la función celular en el corazón y los vasos sanguíneos. Además puede prevenir enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

Aunque el té verde contiene más polifenoles que otros tipos de té, el té negro y otros tipos también aportan beneficios para la salud. De hecho, efectos similares de protección contra la enfermedad cardiovascular y la mortalidad por todas las causas también se observaron para el té perfumado y el té negro.

Ten en cuenta que agregar leche o azúcar a tu té podría disminuir las ventajas. Un estudio de 2007, publicado en el European Heart Journal, encontró que la leche contrarrestaba los beneficios para la salud del té en la función de los vasos sanguíneos. Además, consumir demasiada azúcar al día también podría conducir a una mala salud cardíaca.

También vale la pena señalar que, aunque los beneficios saludables para el corazón fueron más pronunciados en los hombres del estudio, hay dos posibles razones de por qué eso podría ser: los hombres consumieron aproximadamente 2’5 veces más té y las mujeres tienen una menor incidencia y mortalidad de enfermedad cardiovascular aterosclerótica en China y en los países de Asia Oriental.

Así que añade té a tu dieta, ya sea que lo uses para ponerte en marcha por la mañana o ayudar a relajarte por la noche, puede mantener tu corazón lo suficientemente saludable como para andar y vivir lo mejor posible.