Estaríamos mintiendo si decimos que lavamos toda la ropa nueva que compramos. Siempre nos han dicho que la ropa interior y los bañadores es obligatorio que los lavemos antes del primer uso para no contraer infecciones en las partes íntimas; el problema es que un nuevo estudio ha revelado que deberíamos lavar todas las prendas.

Bacterias, gérmenes y norovirus están llamando a tu puerta

La Universidad de Nueva York ha realizado un estudio para demostrar que la ropa nueva que compramos en las tiendas no están tan limpias como pensamos. Uno de los investigadores asegura que podemos encontrar gérmenes fecales, norovirus y bacterias, inclusive los estreptococos y estafilococos.

Philip Tierno, profesor en la Universidad de Nueva York, aseguró en una entrevista que los estudios que ha realizado confirman que la cantidad de gérmenes que albergan las prendas a estrenar es bastante alta. Esto es debido a la cantidad de personas que se las prueban; que no son tres o cuatro, si no docenas de personas durante uno o varios meses.

Lava las prendas antes del primer uso, siempre

Ya no es solo los gérmenes o bacterias microscópicas que puedan pulular por las prendas, algunas también pueden irritar nuestra piel por su acabado químico o colorantes. Esto desaparece mágicamente después del primer lavado.

Además, existen otras prendas como los gorros, las diademas, zapatos o las sudaderas que pueden ayudar a la propagación de piojos, sarna, hongos y enfermedades infecciosas. No podemos confiar en la higiene del resto de personas, las cuales a veces no son conscientes de que pueden tener algún tipo de enfermedad o patología. Lo mejor es tomar precauciones y lavar todas las prendas correctamente.

Ten especial cuidado cuando te pruebes la ropa en las tiendas y presta atención también a los accesorios solares y cosméticos. Es una forma bastante común de propagar herpes o conguntivitis.