Los españoles somos los europeos con más cantidad de mercurio en el organismo

La presencia de mercurio en la alimentación siempre ha sido un motivo de debate. Ahora, un reciente estudio, realizado por la Universidad de Murcia, ha demostrado que los españoles somos los europeos que más mercurio tenemos en el organismo por el consumo de este alimento. Sobre todo, todos aquellos que viven en la zona del Mediterráneo, se enfrentan a los mayores índices de este metal.

¿Qué provoca este aumento de mercurio en el organismo?

Para llegar a esta conclusión, los investigadores han recogido muestras de análisis de sangre, orina y pelo de toda España (1.900 muestras de sangre, 1.700 de orina y 600 de pelo). Querían conocer, a nivel europeo, cuál es la presencia de diferentes tóxicos en el organismo, y se encontraron con que España tiene los niveles más altos de mercurio, seguida de Francia, Italia y Grecia.
Concretamente, destacan que los habitantes de Murcia, Valencia, Baleares, Andalucía y Cataluña son los que más presencia de mercurio tienen. También, comunidades como Galicia y el País Vasco poseen unos índices elevados, aunque nada que ver con las costeras de la zona mediterránea.

La principal conclusión que sacan de este estudio es que tener unos niveles altos se relaciona con el consumo de marisco y pescado. «La mayoría de la población estudiada se encuentra en los valores de referencia establecidos por la Organización Mundial de la Salud, lo que implica que la presencia de mercurio en su organismo no tiene efectos directos sobre la salud, pero sí se trata de niveles muy altos que hay que vigilar«, comenta el profesor Motas, autor del estudio.

Destaca el consumo de atún y pez espada, que son los que más índice de mercurio poseen y más afecta a los españoles. «No se trata de que tengamos que dejar de comer estos pescados, sino de que se modere su consumo. Aunque deberían tener precaución las mujeres embarazadas y los niños«, apunta Motas.

¿Por qué los peces tienen mercurio?

Desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, recomiendan no tomar más de una o dos latas de atún a la semana en embarazadas y niños. El resto de la población tan solo «debería tener precaución y equilibrar el consumo de estos pescados con otros más pequeños, ya que no presentan una presencia de mercurio tan grande».

¿El mercurio es un metal propio de los peces? No, este elemento tóxico llega al mar «como consecuencia de la acción del hombre y se extiende y magnifica a través de la cadena alimenticia«. El metilmercurio es una sustancia que atraviesa las membranas celulares y puede afectar al sistema nervioso de las personas. Además, una de sus características principales es que se absorbe muy rápido, y tarda demasiado en eliminarse.

En esta investigación queda claro que cuando el consumo de pescado supera las cinco veces a la semana, la presencia de mercurio se aumenta potencialmente.