Siempre se ha dicho que es importante la gente que te rodea. Tus amigos más cercanos dicen mucho de ti, tenéis grupos de música parecidos, os gustan las mismas series e, incluso, podéis compartir pensamientos políticos. Pienso certeramente que entrenar en grupo o tener personas que compartan tu pasión por el deporte es fundamental para mejorar el rendimiento y perseguir un objetivo. De hecho, una reciente investigación asegura que las personas con las que más te relacionas también pueden aportarte mucha información sobre tu salud y bienestar en general; algo similar a lo que consigue tu pulsera fitness o reloj inteligente.

¿Cómo influyen las relaciones sociales?

La investigación, publicada en la revista PLOS ONE, analizó datos de encuestas, móviles y pulseras Fitbit de casi 700 estudiantes del primer año en la Universidad de Notre Dame. Tuvieron en cuenta el ritmo cardíaco, la frecuencia de ejercicio físico, los niveles de estrés y felicidad, mensajes de texto y llamadas telefónicas.
Los científicos se dieron cuenta de que había una gran conexión entre las redes sociales, las personas con las que interactuaban, la frecuencia del entrenamiento, la cantidad de pasos y el ritmo cardíaco.

En las redes sociales publicamos todo lo que nos pasa. Es un reflejo de nuestro estilo de vida, comportamiento de salud y estado de ánimo. Sin duda, son una gran influencia y un método de difusión entre las personas. Por eso, la figura del influencer ha ganado tanto peso en los últimos años, hasta convertirse en casi una profesión.

Entrenar en grupo es algo especial

Sí, existe un vínculo muy fuerte entre las redes sociales cercanas y la frecuencia cardíaca u otros datos de actividad física. Esto podría significar que hay una relación especial entre las personas que entrenan en grupo. Es decir, los que interactuaron con muchas personas y formaron vínculos estrechos, realizaron una mayor cantidad de ejercicio físico y pasos diarios, por lo que aumentó también el ritmo cardíaco.
Al fin y al cabo, estos datos son los mismo que te muestra tu pulsera fitness, por lo que entrenar en grupo podría tener cierta similitud con tu wearable deportivo.

Tener un grupo con el que realizar algo que te gusta, mejora la salud mental notablemente, además de incentivarte a seguir entrenando. Si no tienes un grupo grande, no importa. Será válido con uno o dos amigos con los que compartas objetivos de acondicionamiento físico. Es un apoyo mental y una motivación extra.