Aumentar la intensidad en tu próximo entrenamiento en bicicleta, incluso por solo 10 minutos, podría tener un gran efecto en tus músculos, según una nueva investigación realizada por la Universidad de Copenhague y la Universidad de Sydney. En un pequeño estudio publicado en el FASEB Journal, los investigadores observaron a seis hombres sanos pero sin entrenamiento con edades entre 26 y 28 años, que completaron una sola sesión de entrenamiento intenso (con sprints) de entre 8 y 11 minutos en una bicicleta estática. Se tomaron análisis de sangre y biopsias musculares antes y justo después del viaje.

Los investigadores descubrieron que incluso un breve sprint de ejercicio aumenta la actividad de una molécula de proteína llamada ubiquitina, que se adhiere a proteínas más antiguas y hace que se degraden rápidamente. El aumento de la actividad de ubiquitina evita que se acumulen demasiadas de estas proteínas listas para retirarse y permite que las proteínas frescas tomen su lugar.

El mensaje final es que cuando haces ejercicio,«limpias» tus músculos de proteínas desgastadas. Esta es una función muy importante para mantener los músculos sanos porque luego deja espacio para la síntesis de proteínas nuevas y saludables.

El ciclismo fue la actividad elegida para el estudio por conveniencia, y porque puede aumentar la intensidad muy rápidamente. Pero el ciclismo tiene otra ventaja en la evaluación de los músculos: activa el músculo vasto lateral del muslo, que se encuentra en el costado de cada pierna y se extiende desde la cadera hasta la rodilla. Esto permitió múltiples biopsias musculares con una interrupción mínima de la actividad de los participantes.

También significa que el ciclismo, ya sea que estés corriendo o sprintando intensamente, mantiene los músculos de tus piernas más frescos de lo que estarían de otra manera. Además, los músculos eliminan las proteínas desgastadas de varias maneras. Cuando aumenta la ubiquitina, se adhiere a un aminoácido, llamado lisina, que existe en las proteínas más antiguas, transporta la proteína vieja a una estructura molecular llamada proteasoma que se come ese pequeño paquete y escupe un nuevo aminoácido que se usa para hacer nuevas proteínas. Piensa en ello como un centro de reciclaje para tus músculos.

La ubiquitina contribuye a una circulación muy sostenible de las proteínas del cuerpo.

Aunque el tamaño de la muestra del estudio fue pequeño, solo se estudió el ciclismo y solo se examinó un tipo de músculo, los resultados son probablemente los mismos para muchos tipos de actividad física, y los músculos de todo el cuerpo pueden tener este efecto.

Por lo tanto, piensa que el próximo entrenamiento de ciclismo es como encender el centro de reciclaje de tus músculos y, como resultado, obtener todas las nuevas reservas.