Las personas que llevan un estilo de vida saludable, con una buena alimentación y una realización de ejercicio físico habitual, raramente tendrán problemas de salud. Estoy segura de que si los médicos pudieran recetar una hora de actividad física al día, la sociedad dejaría de consumir fármacos para los dolores.

Un reciente metaanálisis ha corroborado que realizar ejercicio físico de manera regular es la mejor medicina para la salud. De hecho, la investigación muestra que mantenernos activos puede ayudar a derretir la grasa peligrosa que rodea a sus órganos internos.

No te pierdas: ¿Eres obeso abdominal?

¿Por qué los fármacos quema grasa no consiguen un mejor efecto?

Los científicos analizaron 17 estudios que ya habían sido publicados y en los que se incluyeron más de 3.600 voluntarios para conocer si el ejercicio físico o los fármacos quema grasa eran más eficaces para reducir el tejido adiposo visceral. Es decir, lo que todos conocemos como la grasa abdominal peligrosa que se anida en el interior de los órganos internos.

Como norma para incluir estudios, se estableció que el ejercicio podía ser aeróbico, de resistencia (fuerza) o ambos; pero que la duración hubiera sido de 6 meses. Y, en cuanto, al tratamiento farmacológico, se estudiaron medicamentos que habían sido aprobados para la pérdida de peso, diabetes y enfermedades del corazón. En este caso, también durante 6 meses.

«Cuando analizamos todos los datos de los ensayos juntos, encontramos que los resultados del ejercicio físico se asociaron con una mayor reducción relativa de la grasa visceral en comparación con las opciones farmacológicas«, comentaba el autor principal del estudio, Ian Neeland.
Eso quiere decir que una mayor parte de la grasa total perdida en aquellos grupos que realizaron ejercicio físico fue la clase visceral dañina.

Los científicos piensan que el ejercicio físico provoca la liberación de una proteína de señalización llamada interleucina-6. Esta es importante para la regulación del metabolismo y participa en la descomposición de la grasa.

Apuesta por el ejercicio para mejorar la salud y ahorrar dinero

Reducir el porcentaje de grasa visceral es importante, ya que esto puede disminuir el riesgo de desarrollar diabetes, cáncer o enfermedades del corazón. Se cree que la grasa puede aumentar el riesgo de todo este tipo de problemas porque se aumenta el volumen de sangre y libera proteínas inflamatorias. Y, como bien sabes, esto obstruye las arterias y aumenta las posibilidades de un ataque cardíaco.

Además, realizar ejercicio físico es el “medicamento” más barato y eficaz para eliminar la grasa visceral. Por lo que debe ser siempre tu primera opción.