El sudor es un resultado obvio de cualquier sesión de entrenamiento. Cuando termines tu entreno, probablemente cojas una toalla para limpiar tu pulsera de actividad o al menos te lo quites de la muñeca cuando te vayas a meter en la ducha. Pero, ¿qué pasaría si pudiéramos entender lo que nos quiere decir el sudor?

Los investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte han desarrollado un prototipo para un nuevo tipo de dispositivo portátil que realmente depende de tu sudor. Usando una tira de prueba reemplazable integrada con sensores químicos, el dispositivo puede medir las cantidades de ciertos metabolitos presentes en el sudor para dar una idea de tu salud general.

Según los investigadores, en su nuevo estudio publicado en Biosensors and Bioelectronics, estas aplicaciones se engloban en una gama tan portátil de detección de deshidratación, recuperación atlética e incluso entrenamiento deportivo militar o competitivo. «Esta tecnología nos permite evaluar una amplia gama de metabolitos en tiempo casi real«, dijo en un comunicado de prensa Michael Daniele, autor del estudio.

Aún así, los expertos en análisis del sudor y análisis forense del sudor dicen que medir los metabolitos múltiples en un dispositivo pequeño puede ser bastante complicado.

Medición de metabolitos

En este estudio, que es únicamente una prueba de concepto, los investigadores se centraron en medir cuatro metabolitos que podrían informar sobre los niveles de glucosa, lactato, pH y temperatura de una persona solo a través del análisis del sudor.

Los metabolitos son moléculas pequeñas que tu cuerpo forma en el proceso del metabolismo, por lo que estos biomarcadores pueden informar sobre tu salud al medir esos niveles de metabolitos frente a tus parámetros normales. De esa manera, los médicos sabrán si tus niveles de lactato son altos, por ejemplo, lo que podría indicar problemas de salud muy reales como insuficiencia cardíaca, sepsis o incluso enfermedad hepática, ya que el hígado descompone el ácido láctico.

Para medir varios niveles de metabolitos, hay una tira reemplazable en la parte posterior del dispositivo que usa sensores químicos para entrar en contacto con el sudor. Luego, los datos de los sensores de la tira son interpretados por el hardware dentro del pequeño dispositivo y los resultados se envían de vuelta a un teléfono inteligente, smartwatch u otro dispositivo.

«Somos optimistas de que este hardware podría permitir que las nuevas tecnologías reduzcan las bajas durante el entrenamiento militar o atlético, al detectar problemas de salud antes de que se vuelvan graves«, dijo Daniele. «También podría mejorar la capacitación al permitir a los usuarios realizar un seguimiento de su rendimiento a lo largo del tiempo. Por ejemplo, ¿qué combinación de dieta y otras variables mejora la capacidad de rendimiento de un deportista?»

Desde el punto de vista del diseño, los científicos tuvieron que meter un montón de equipos analíticos, como electrodos, en el dispositivo.

«Tiene el tamaño de un reloj promedio, pero contiene equipos analíticos equivalentes a cuatro de los voluminosos dispositivos de electroquímica que se usan actualmente para medir los niveles de metabolitos en el laboratorio«, comentaba Daniele. «Hemos hecho algo que es verdaderamente portátil, para que pueda usarse en el campo«.

image

¿Qué problemas potenciales presenta?

No hay duda de que la ingeniería del dispositivo es impresionante, Jan Halámek, profesor asistente de química en la Universidad de Albany, asegura que reducir las herramientas electrónicas y de análisis del sudor a este tamaño es un concepto novedoso y bastante inteligente.

Pero Halámek dice que aplicar electroquímica al cuerpo «no es nada fácil». Eso está respaldado por desarrollos recientes como tatuajes temporales para medir los niveles de lactato y trabajos previos para medir los niveles de glucosa en el sudor.

Intentar medir metabolitos múltiples en un dispositivo pequeño es aún más complicado, dice Halámek, porque algunos de los metabolitos que los investigadores están midiendo en realidad se descomponen en grupos similares de compuestos. Por ejemplo, tanto el lactato como la glucosa se descomponen en peróxido. Dado que los electrodos para medir cada uno están muy juntos, existe el riesgo de que las mediciones se apaguen.

Cuando los investigadores pasan a otros tipos de metabolitos para su dispositivo, la calibración también será complicada. Algunos metabolitos son particulares de ciertas personas, y los exhiben en varias concentraciones dependiendo de su peso y bioquímica.

Otras mediciones, como la glucosa, realmente no te dirán mucho sobre tu salud, aparte del resultado binario de «buena salud/mala salud» que podrías esperar de las pruebas de glucosa. Por encima de cierto punto, el nivel alto de glucosa indica diabetes, pero ¿qué pasa si ya eres diabético? Buscar estos metabolitos no sería útil a menos que puedas descubrir instantáneamente si tus niveles de glucosa son demasiado altos y necesitas insulina, pero ese tipo de dispositivos ya existen.