Sabes perfectamente que tu dieta debe ser saludable y variada en la medida de lo posible. Cuanto más alimentos diferentes introduzcas en tu día a día, más cantidad de nutrientes aportarás a tu cuerpo. Una nueva investigación de la Universidad de Harvard ha desvelado que una dieta saludable no solamente puede reducir el riesgo de padecer diabetes de tipo II, sino también han descubierto cuáles son los alimentos que pueden reducir el riesgo. Seré directa: una dieta basada principalmente en vegetales es clave.

¿Qué beneficios aporta el consumo de vegetales diarios?

El metaanálisis, publicado en JAMA Internal Medicine, revisó un total de nueve estudios que incluyeron 307.099 personas y 23.544 casos de diabetes tipo II. Los científicos analizaron los patrones dietéticos de todos, sobre todo si consumieron o no una mayor cantidad de alimentos vegetales como frutas, verduras, granos enteros, legumbres y frutos secos, en comparación con alimentos de origen animal, como aves o pescado.

Los resultados muestran que los que consumieron una dieta basada principalmente en vegetales tenían un 23% menos de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, frente a los que comían carne en su día a día. Según el coautor del estudio, Frank Qian, hay algunas razones potenciales por las cuales esto podría ser.
Lo primero es que puede ser que tomar alimentos vegetales mínimamente procesados sean beneficiosos para el control de peso a largo plazo. Tener sobrepeso es uno de los factores de riesgo más fuertes para el desarrollo de esta enfermedad, pero las dietas basadas en vegetales parecen especialmente prometedoras tanto para perder peso a corto plazo como para prevenir el aumento excesivo de peso en a largo plazo. Por otra parte, también se ha demostrado que las fuentes vegetales de proteínas y grasas, concretamente grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, reducen la inflamación, mejoran la salud intestinal y equilibran los niveles de glucosa e insulina en el cuerpo. 

¿Nos tenemos que convertir en vegetarianos?

No necesariamente. Ten en cuenta que este estudio analizó los beneficios de consumir principalmente alimentos de origen vegetal, no exclusivamente. La mayoría de los participantes no eran vegetarianos o veganos. Había quien consumía una media de una o dos porciones de alimentos de origen animal diarios. No obstante, al igual que comer alimentos saludables, como la quinoa en lugar de granos refinados, es importante comer también alimentos saludables de origen animal..

Sería una locura tomar alimentos de origen animal de baja calidad, especialmente carnes procesadas y grandes cantidades de carne roja, que están desarrolladas con la diabetes tipo II.

La conclusión de este estudio es que una alimentación basada principalmente en vegetales es beneficiosa para combatir el riesgo de diabetes tipo II, pero no es necesario evitar cantidades moderadas de alimentos saludables de origen animal.