El aroma familiar de la cúrcuma que surge de las mezclas de curry podría hacer más que abrir el apetito: esta especia también podría ayudarte a mejorar la recuperación muscular e incluso aumentar el rendimiento general del ejercicio, según una investigación reciente de Critical Reviews en Food Science and Nutrition.

El compuesto activo en la cúrcuma es la curcumina, que se ha asociado en investigaciones anteriores con beneficios relacionados con la función cardiovascular y gastrointestinal.

En este reciente metanálisis de 346 estudios, con 11 específicamente relacionados con las personas y el rendimiento deportivo, los investigadores analizaron una amplia gama de dosis de suplementos de curcumina, plazos de estudio y resultados como la recuperación, la inflamación y el dolor muscular.

Aunque se han realizado más investigaciones en animales que en humanos sobre el efecto de la curcumina en el rendimiento deportivo, esta revisión de investigación encontró numerosos beneficios, y no se informaron efectos secundarios adversos en los atletas y otras personas que eran físicamente activas regularmente.

Esto es más probable debido a la contribución de la curcumina a la reducción de la inflamación y el estrés oxidativo (un proceso químico dañino), la reducción del dolor y el daño muscular, la recuperación muscular mejorada, una mejor función gastrointestinal y una perspectiva psicológica aún más fuerte.

Aunque se sabe menos sobre los beneficios psicológicos, uno de los estudios que revisaron mostró que los participantes se sentían mejor sobre el estrés durante el ejercicio que aquellos que tomaron un placebo. Posiblemente, se debería allanar el camino para las investigaciones sobre el uso de la curcumina como una forma de mejorar el bienestar emocional en todos los aspectos del deporte y el ejercicio.

¿Cuánta cantidad necesitas para ver los beneficios?

En la investigación reciente, había una variedad de dosis, y algunas se tomaron en combinación con otros compuestos como el extracto de Boswellia, que es un suplemento herbal. Sin embargo, en general, la dosis más común fue entre 180 mg y 500 mg diarios y el período de suplementación fue corto, a menudo durante unos pocos días, o solo después de un ejercicio intenso. Pero el hecho de que los investigadores vieron beneficios de eso es prometedor.

Sin embargo, aún debemos ser cautelosos con las recomendaciones porque la curcumina aún no se considera un suplemento deportivo con el mayor grado de evidencia. Será necesario realizar más estudios para llevarlo a ese nivel, pero en general, los resultados más prometedores parecen ser la disminución del daño muscular del entrenamiento y la reducción del dolor. Ambos están relacionados con una inflamación menos relacionada con el ejercicio.

Aunque más investigación arrojará respuestas adicionales, esta podría ser una señal para agregar un poco más de sabor a su vida, o al menos considerar un plato de curry posterior al entrenamiento.