Todos conocemos que el consumo de azúcar puede generar problemas de salud, sobre todo en el sistema cardiovascular. Ahora, una reciente investigación de Harvard ha señalado a las bebidas azucaradas (zumos, refrescos y bebidas deportivas) como una de las posibles causas que aumenta el riesgo de muerte prematura, especialmente por enfermedad cardíaca.

El estudio, publicado en la revista Circulation, contó con la participación de 80.647 mujeres que participaron en el estudio de salud con enfermeras (1980-2014) y con 37.716 hombres que realizaron el estudio de seguimiento con profesionales de la salud (1986-2014). En estos dos estudios, los voluntarios respondieron cuestionarios sobre la alimentación, su estilo de vida y el estado de salud cada dos años.

¿Cuándo aumentaron su probabilidad de morir antes?

Los científicos descubrieron que el riesgo de sufrir una muerte prematura aumentaba cuando se tomaba una mayor cantidad de bebidas azucaradas. En comparación con los que consumían menos de una bebida azucarada al mes, tomar entre una y cuatro bebidas azucaradas al mes se relacionó con un aumento del 1% del riesgo de muerte prematura por cualquier causa. Beber entre dos y seis a la semana aumentó el riesgo en un 6%; tomar entre una y dos por día aumentó el riesgo al 14%, y beber más de dos bebidas azucaradas al día incrementó el riesgo de muerte temprana en un 21%. Estos descubrimientos fueron más significativos en las mujeres que los hombres.

Según el estudio, las bebidas azucaradas parecen realmente malas para el. Los adultos que bebían dos o más al día tenían un riesgo del 31% más alto de morir por una enfermedad cardíaca que aquellos que las bebían menos de una vez al mes. Cada bebida adicional por día aumentaba la probabilidad de muerte relacionada con enfermedades cardíacas en un 10%.
Incluso, los investigadores encontraron una relación entre el consumo de bebidas azucaras y el riesgo de muerte prematura por cáncer.

«Nuestros resultados brindan más apoyo para limitar el consumo de bebidas azucaradas y reemplazarlas por otras bebidas, preferiblemente agua, para mejorar la salud general y la longevidad«, dijo Vasanti Malik, autor principal del estudio.

¿Qué ocurre con las bebidas deportivas?

Para todos los que amamos el deporte y estilo de vida saludable, no nos supone un problema renunciar a los refrescos. ¿Pero qué sucede con el consumo de bebidas deportivas?

«Al igual que con cualquiera de estos estudios observacionales, se deben abordar estos resultados con cautela«, comentaba una investigadora de la Universidad de Waikato, Nueva Zelanda. Por ejemplo, los estudios observacionales solo mostraban un vínculo, no una causa y un efecto. Las conclusiones se basan en cuestionarios de alimentación, que pueden no ser siempre precisos, y que cada persona es totalmente distinta.

Además, no se determina con claridad si los efectos serían diferentes en bebidas deportivas endulzadas con azúcar que se usan para la hidratación o la alimentación; que es la causa principal por la que los deportistas las introducen en la dieta. Este tipo de bebidas deportivas, que mezclan el sodio con azúcar y agua, ayudan a acelerar la hidratación y llevan los nutrientes a los músculos rápidamente.

Si te estás preocupando por los resultados, es importante que tengas en cuenta que no necesitas demasiada azúcar para entrenar. Las bebidas deportivas de bajo contenido en carbohidratos (contienen alrededor de 3-4% de carbohidratos o 60-80 calorías por cada botella).
No obstante, para entrenamientos más duros e intensos, es posible que necesites más hidratos en la alimentación y una hidratación óptima. Para entrenamientos que duran más de una hora o que son intensos, puedes ayudarte de bebidas deportivas para reponer electrolitos.