Hace escasas semanas se desveló un metaanálisis con diferentes estudios que analizaban cómo influía el azúcar en nuestro organismo. Esta sustancia está presente en casi todas nuestras comidas, pero hace un mayor acto de presencia en los productos ultraprocesados (como la bollería industrial). Estoy segura de que has tenido esa sensación de caída energética después de comer en exceso este tipo de productos, ¿verdad? Justo esa sensación es la que han querido conocer los investigadores de un nuevo estudio, publicado en Neuroscience & Biobehavioral Reviews.

Ni mejora el estado de ánimo, ni aporta más energía

Los científicos recopilaron datos de 31 estudios en casi 1.300 adultos para observar cómo era el efecto de los alimentos y las bebidas azucaradas en el estado de ánimo, los niveles de alerta y fatiga. Se centraron en diferentes espacios de tiempo después de comer, incluso dentro de la primera media hora, y encontraron que el azúcar no producía ninguna mejora en el estado de ánimo o de alerta. De hecho, aumentaba la caída de energía y la sensación de fatiga cuando consumía azúcar.

«Nuestro estudio proporciona evidencia clara contra la idea de que la ingesta de azúcar puede mejorar el estado de ánimo. Más importante aún, nuestros resultados muestran que, en todo caso, el consumo de azúcar puede hacer que la gente esté más cansada y menos alerta poco después de su consumo«, comentaba el autor del estudio.

Lo que no está claro es cómo es el mecanismo. Popularmente se piensa que la mejora del estado de ánimo por parte del azúcar proviene de estudios que muestran que los carbohidratos podrían aumentar los niveles de serotonina (neurotransmisor relacionado con el estado de ánimo). «Aunque nuestro estudio no investigó la conexión entre el azúcar y la serotonina, nuestros resultados cuestionan la existencia de un mecanismo para mejorar el estado de ánimo relacionado con el consumo de carbohidratos«, dijo Mantantzis.

¿Qué puedes hacer si eres deportista?

En 2016 se publicó un estudio que aseguraba que lo mejor que puedes después de una alta ingesta de azúcar es levantarte y dar un paseo rápido. Salir al aire libre y en la naturaleza es ideal, pero esta investigación descubrió que incluso obtendrás un beneficio si paseas por tu casa. La clave está en moverse.

No obstante, los hidratos de carbono son muy recomendables en una alimentación saludable y para recuperarnos de un entrenamiento. Si has entrenado duro o durante más de una hora, los carbohidratos te pueden ayudar significativamente. Además, las bebidas deportivas, los geles energéticos o los chicles cumplen con los requisitos mínimos y la mayoría contienen electrolitos y cafeína para ayudar en la hidratación y aportarte un impulso adicional.