Cualquier alimento con carbohidratos, que incluye vegetales, frutas, cereales y lácteos, tiene azúcar natural y se considera una fuente primaria de combustible para tu cuerpo.

Pero luego está la categoría conocida como azúcar añadido, fiel a su nombre, ese es el tipo agregado a los alimentos y bebidas. Para los deportistas, el combustible para viajes largos a menudo viene en forma de refrigerios y bebidas llenos de azúcar, que son necesarios para no enloquecer, y a veces, realmente necesitas ese paquete de gominolas o una botella de Gatorade de la estación de servicio para llevarte a un viaje particularmente duro.

Sin embargo, un nuevo estudio destaca los peligros de tener demasiado de estos azúcares en tu dieta.

La investigación, publicada en el European Journal of Cardiology, vincula el exceso de azúcar añadido al aumento del tejido adiposo, también conocido como grasa, tanto en el abdomen como alrededor del corazón, lo que puede aumentar significativamente tu riesgo de problemas de salud en el futuro.

Los datos se obtuvieron del Desarrollo del riesgo de arterias coronarias en adultos jóvenes, un estudio de cohorte en curso que incluye a poco más de 3.000 participantes sanos de entre 18 y 30 años. Los investigadores analizaron la ingesta de alimentos y bebidas durante un período de 20 años, así como las exploraciones del tórax y abdomen.

El consumo de azúcar añadido puede provocar diabetes

Descubrieron que una mayor ingesta de azúcar se asociaba con mayores volúmenes de grasa más adelante en la vida, que estaban relacionados con un mayor riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas. También concluyeron que aquellos con alto consumo de azúcar añadido estaban relacionados con una menor ingesta de alimentos saludables como verduras, legumbres y granos integrales.

Esto sucede porque el consumo de azúcar añadido crea un ambiente biológico en el que el exceso de azúcar se convierte en ácidos grasos, y estos se almacenan como triglicéridos y lípidos, un tipo de grasa corporal.
Un poco de grasa es buena, ya que protege los órganos vitales. Pero tener demasiada se ha relacionado con numerosos riesgos, incluidos problemas cardiovasculares, diabetes, obesidad y enfermedad del hígado graso.

¿Cuánta cantidad puedes comer antes de que se considere exceso?

El estudio fue observacional, y hay algunos factores genéticos y diferencias fisiológicas cuando se trata de la cantidad de azúcar que cada persona puede procesar antes de que se convierta en grasa. Pero en general, el consumo de más de 50 gramos de azúcar añadido por día durante un largo período de tiempo se relacionó con mayores volúmenes de grasa.

Los investigadores usaron 50 gramos al día como valor de corte, ya que se alinea con la recomendación nacional de limitar el azúcar añadido a menos del 10 por ciento de la ingesta total de energía.

Como referencia, una botella de Coca-Cola de medio litro tiene 44 gramos de añadidos, la mayoría de las salsas para barbacoa vienen con 9 gramos por cada dos cucharadas, y muchos yogures con sabor pueden tener hasta 30 gramos de azúcares añadidos.