Para muchas personas es difícil imaginar no iniciar sesión en Facebook al menos una vez al día, especialmente ahora durante un período de mayor estrés global. Pero, ¿realmente nos hace sentir más unidos mientras practicamos el distanciamiento social? Probablemente no, o eso sugiere una investigación reciente. Incluso puede estar aumentando el nivel de ansiedad de muchas personas.

Para el estudio, publicado en la revista Computers in Human Behavior, el equipo de investigación reclutó a 286 personas, todas las cuales informaron haber pasado al menos 25 minutos diarios en Facebook, aunque el tiempo de uso medio fue de una hora o más. La mitad de los participantes se dividió en un grupo de control, que usó la red social como de costumbre, y a la otra mitad se les pidió que redujeran su uso en 20 minutos al día durante dos semanas.

El estudio señaló que el grupo de uso reducido desarrolló un comportamiento más saludable después de solo dos semanas, incluido pasar más tiempo haciendo actividad física y menos tiempo fumando. También mostraron menos síntomas de depresión y niveles más altos de satisfacción con la vida en comparación con el grupo control. Estos efectos continuaron durante tres meses después del final del experimento, y potencialmente más allá.

La conclusión aquí es que cuanto tiempo dediquemos a Facebook, mayor estado del bienestar encontraremos y llevaremos un estilo de vida más saludable. Pasar menos tiempo online contribuye a una mayor actividad física en general, y eso es importante para nuestra salud. Además, llama la atención la reducción del comportamiento de fumar. En general, es vital reducir el tiempo que pasamos en las redes sociales, y dedicarnos a estar sin conexión.

Aunque el estudio se realizó antes de la actual pandemia de COVID-19, creeo que los resultados son los mismos en medio de la propagación mundial del virus. De hecho, considero que ahora es fundamental encontrar tiempo para los períodos temporales de desintoxicación digital. Conforme aumentamos las horas de uso durante la pandemia, nuestro bienestar (emocional y físico) se ve reducido en gran cantidad. Leer toda la información negativa, bulos y noticias devastadoras fomenta los síntomas de ansiedad, pánico y estrés. Incluso, aumenta las tendencias adictivas, ya que continuamente revisas tu feed y te sientes incómodo cuando no estás en línea.

Sentirse informado no es lo mismo que sentirse conectado. Es altamente recomendable reducir el tiempo en plataformas sociales como Facebook, especialmente si te alejas sintiéndote estresado o ansioso. Cuando te sientas solo, saca tu teléfono y llama a un amigo.