Recientemente, las empresas parecen que han empezado a preocuparse por el bienestar de sus empleados. Llevan a cabo programas de control de peso, descuentos en gimnasios y quieren que adopten un estilo de vida saludable. Es genial que quieran que seas lo más sano posible para que rindas adecuadamente en el trabajo, pero hay momentos en los que te sientes sobrecargado y esos beneficios pueden quedar opacados.

Un reciente estudio, realizado por la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Georgia, asegura que es posible que el agotamiento laboral arruine todos tus hábitos saludables.

A mayor carga de trabajo, menos energía

Para evaluar la relación entre la cantidad de trabajo, el agotamiento y los comportamientos de salud, los científicos contaron con la participación de 953 adultos empleados. Les hicieron preguntas relacionadas con la cantidad de trabajo que se esperaban hacer, a qué velocidad y si están de acuerdo con afirmaciones como: «Después del trabajo, generalmente me siento agotado y cansado«.
Los voluntarios también tuvieron que informar sobre los patrones de alimentación, mediante un cuestionario que midió la alimentación emocional y el porcentaje de calorías de grasa. Además, comentaron la frecuencia e intensidad de su actividad física.

Los investigadores descubrieron que la carga de trabajo y el agotamiento estaban relacionados con la alimentación emocional, la alimentación incontrolada y un mayor porcentaje de calorías provenientes de alimentos grasos. Asimismo, como era de esperar, un mayor agotamiento laboral estaba relacionado con unos niveles más bajos de actividad física.

«Nuestros resultados sugieren que cuando una persona tiene una gran carga de trabajo, no tiene suficiente energía para tomar decisiones sobre comprar, preparar y comer alimentos saludables», dijo la autora principal Heather Padilla. “La comida rápida y las comidas de conveniencia están a nuestro alrededor y son de fácil acceso. También son altos en grasa y, a menudo, están ausentes de muchos de los nutrientes que necesitamos«.

¿Cómo saber si tenemos agotamiento laboral?

A pesar de que a los voluntarios no se les preguntó concretamente sobre si tenían acceso al programa de bienestar en su lugar de trabajo, Padilla señaló que se debería tener en cuanta para futuras investigaciones. Es importante conocer si disponen de senderos para andar, maquinas expendedoras con productos saludables o contratación de entrenadores para controlar el peso.
No obstante, el sobrepeso y la inactividad siguen estando presentes, y el agotamiento podría ser un factor importante por lo que no se aborda suficiente.

Muchas personas tienen a pedir comida para llevar o tienen su bicicleta muerta de risa en la terraza. Y es posible que tu agotamiento en el trabajo no sea la única señal de que necesitas abordar un problema, pero sí es útil reconocerlo a tiempo para que no se convierta en un agotamiento general.

La investigadora notó que los síntomas más significativos eran: un bajo sentimiento de logro personal, dificultad para terminar las tareas, no tener tiempo social para seguir haciendo más trabajo, dolor crónico de bajo nivel (como dolores de cabeza por tensión y músculos tensos), y sentirse de mal humor.