Una clase de spinning es ideal para divertirte, eliminar tensiones y trabajar tu cuerpo. Y es que se trata de una sesión de, aproximadamente, 45 minutos en la que pondrás todo de ti de una forma dinámica. Sin embargo, debes conocer los errores más frecuentes que se dan para evitarlos y sacar el máximo partido al pedaleo.

El spinning, o ciclo indoor, es una disciplina presente en la mayoría de gimnasios y salas deportivas. Suelen ser sesiones que se llenan, ya que resulta muy estimulante para gente de distintas edades y condición física. El instructor va marcando la secuencia e intensidad de ejercicios, ambientado por una música cañera. No obstante, existen errores que mucha gente comete y que pueden estar perjudicando la ejecución de la práctica.

Siempre te animamos a que te atrevas con nuevas modalidades deportivas hasta dar con la tuya. Sin embargo, es muy importante que consultes con el instructor todas las dudas que te puedan surgir. De este modo, serán resueltas de inmediato y sabrás que estás siguiendo el camino adecuado.

3 Errores más frecuentes en las clases de spinning

Ejercer mucha fuerza sobre el manillar

Hay personas que proyectan toda la tensión sobre la parte superior de su cuerpo, presionando con fuerza las palancas. Si esto te ocurre a ti, es probable que tus hombros estén demasiado tensionados y tu postura sea incorrecta. El manillar sirve como punto de apoyo para favorecer el equilibrio. Una manera de recordarlo es liberar el apoyo durante unos segundos, de esta manera evitarás acumular tensiones donde no debes.

Ajusta la bicicleta correctamente

A veces por desconocimiento o vergüenza, dejamos la bici sin configurar y no la adaptamos a nuestras características personales. Esto es un error grande, ya que de la buena configuración depende la eficacia del ejercicio. De este modo, cuando te sientes, comprueba que el sillín está a la altura adecuada, así como los pedales y el manillar. Si tienes dudas con respecto a las palancas, pide ayuda a algún compañero o monitor. Seguro que todos los que están en clase han necesitado preguntar alguna vez. No te dejes impresionar.

Mantén la resistencia

Muchas veces observamos que no podemos seguir el ritmo del instructor y decidimos bajar la resistencia de la bici para poder ser más veloces. Es preferible que mantengas la resistencia indicada y bajes el ritmo. Así, el ejercicio será más eficiente y ofrecerá unos resultados mayores.