No. Hacerse mayor no implica que tengas que aflojar tu rutina de entrenamiento conforme pasen los años. Al revés, entrenar de manera habitual puede ayudar a predecir tu vida, según un estudio publicado recientemente en el Journal of the American College of Cardiology.

¿En cuánto puedes correr 1’5 kilómetros?

Los investigadores analizaron a más de 6.500 pacientes con una edad media de 75 años, los cuales realizaron una prueba de esfuerzo en la cinta de correr, en la que corrieron tan intenso como pudieron hasta el agotamiento. Los resultados de sus pruebas de esfuerzo se midieron en equivalentes metabólicos (MET, que es el costo de energía de una actividad), y se dividieron en tres grupos: el más apto (10 o más MET), moderado (6 a 9’9 MET) y el menor ajuste (6 o menos MET). Para que lo entiendas más fácilmente, 1’5 kilómetros en 10 minutos son aproximadamente 10 MET.

Los científicos siguieron a los participantes durante los 10 años siguientes, hasta que cumpliesen aproximadamente 85 años. Descubrieron que el 39% de los participantes fallecieron. Los niveles de condición física 10 años antes predecían quiénes sobrevivirían: los individuos que eran más aptos (equivalente de forma física de correr 1’5 km en 10 minutos) tenían más del doble de probabilidades de estar vivos 10 años más tarde frente a los que eran menos aptos, o aquellos que solo podían aguantar esa distancia en 15 minutos.

¿Cómo influye entrenar habitualmente?

El nivel de condición física está muy relacionado con el riesgo de que una persona padezca enfermedades cardiovasculares, algo que lógicamente puede afectar a tu riesgo de morir de manera prematura. Tener un nivel más alto de condición física también pueden reducir los riesgos de apoplejía, presión arterial alta, enfermedades cardíacas y obesidad; a la vez que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y reducir la inflamación.

En la investigación no se tuvo en cuenta el cambio en los niveles de condición física, pero no existe ningún daño en mejorar tu condición física, sin importar la edad. No obstante, siempre tienes que preguntarle al médico antes de empezar con una nueva rutina de entrenamiento.

De hecho, los estudios han encontrado que cuanto más en forma estés conforme envejeces, reducirás notablemente tu riesgo de padecer un accidente cerebrovascular y mejorarás tu salud en general. Las personas que empezaron con un nivel bajo de condición física y con el paso de los años mejoraron, redujeron su riesgo de accidente cerebrovascular en un 60% y tenían un 34% menos de probabilidades de morir en el transcurso del estudio.