Casi cualquier trabajo de hoy en día genera un estrés que afecta negativamente a nuestra salud física y mental. Hay personas que se sienten insatisfechas con su trabajo y que se refugian en el entrenamiento para poder liberarse. Un reciente estudio ha descubierto que las personas con trabajos estresantes pueden beneficiarse de las rutinas de HIIT; cuanto más intenso sea el entrenamiento, mayores serán los beneficios para eliminar el estrés.

Entrenamiento y trabajo: ¿qué vínculo tienen?

En la investigación, los científicos analizaron datos de 470 empresarios que informaron sobre el tipo de entrenamiento que estaban haciendo y la cantidad de tiempo que le dedicaron. Dividieron los tipos de ejercicio en siete categorías: entrenamiento con pesas, deportes competitivos, aeróbicos, running , ciclismo, caminar y yoga. Además, generaron una puntuación de intensidad para cada ejercicio basada en las pautas del CDC; es decir, multiplicaron la intensidad de la actividad por la frecuencia y la duración de la sesión. Los que obtuvieron puntuaciones más altas (y sudaron más) resultaron tener menos estrés.
Los científicos también encontraron que la reducción del estrés ayudó a que se produjera un aumento del 19% en la satisfacción laboral.

Es evidente que estos resultados demuestran que conforme se aumenta la intensidad del ejercicio, se genera una relación notable en la disminución del estrés y el aumento de la satisfacción en el trabajo.

¿Qué es lo que realmente nos estresa?

Según el estudio, los científicos encontraron cuáles eran los factores estresantes más frecuentes entre los emprendedores. Algunos de ellos son: los riesgos que conlleva el inicio y la gestión de un negocio o si las demandas y expectativas de trabajo superan las capacidades para desempeñarse. Asimismo, tomaron en cuenta esos factores y los rasgos de personalidad de los empresarios al medir los beneficios del ejercicio. En rasgos de personalidad se usaron el neuroticismo, la extraversión, la franqueza, la amabilidad y la conciencia.
También se descubrió que los empresarios que eran más «abiertos» y «agradables», tuvieron más facilidad para eliminar el estrés con el entrenamiento de HIIT.

No obstante, las personas más «desagradables» también tuvieron beneficios con este ejercicio, a pesar de que son más estresados de manera natural. Lógicamente, el resultado será mayor en personas que son positivas, pero el ejercicio mejora siempre en cualquier caso.
Los resultados sugieren que la intensidad del ejercicio puede ayudar a reducir el estrés relacionado con rasgos como ser abiertos, la amabilidad y el neuroticismo para mejorar la satisfacción laboral.

The Lancet publicó hace tiempo una investigación que respalda los efectos del ejercicio en la reducción del estrés, incluso en personas que no tienen trabajos tan importantes. Los investigadores descubrieron que el entrenamiento ayudaba a combatir la depresión y que las personas que hacían ejercicio con asiduidad tenían significativamente menos días de mala salud mental.
De hecho, el ciclismo fue uno de los deportes de equipo valorados como la mejor actividad para combatir el estrés.