Desde hace unos años, el Fortnite se ha convertido en el juego de moda entre todo tipo de públicos, aunque los jugadores más intensos son los menores de edad. Esto ha provocado que haya diferentes debates sobre si se está creando adicción o si provoca que los niños sean más sedentarios de lo normal. Para intentar llevar este videojuego a otro ámbito más saludable, la cadena de gimnasios David Lloyd Clubs ha lanzado una actividad para niños y adolescentes que combina los conocidos movimientos de baile que aparecen en el juego.

Emote Royale: Fortnite fusionado con el ejercicio físico

Seguro que has visto a los más pequeños realizar ciertos bailes característicos del Fortnite; incluso no tan pequeños, ya que hay adultos que encuentran divertidos esos movimientos en una discoteca. Es evidente que la mezcla de bailes conocidos ha hecho de arrasen los vídeos en redes sociales, tanto que Emote Royale se ha convertido en una “disciplina” nueva. Ahora no puede haber ningún detractor que eche por tierra este videojuego; los niños podrán sustituir las pantallas por el aprendizaje de algunas coreografías.

Si no eres conocedor de Fortnite, deberías saber que los personajes realizan bailes cuando celebran una victoria; las cuales se llaman emotes y se han vuelto totalmente virales. Desde famosos futbolistas hasta actores tienen vídeos en las redes sociales que los que muestran sus dotes bailarinas. Aprovechando que son muchos los niños que hacen estos pasos, Emote Royale se ha asegurado de que se mantengan activos haciendo lo que más les gusta. Además, dominarán los pasos de baile a la perfección, que es el objetivo de la mayoría de ellos.

¿Cómo es una sesión de Emote Royale?

La cadena de gimnasios David Lloyd Clubs es la que se ha encargado de producir esta clase, junto a un equipo de monitores de niños de 12 años. Así, se han garantizado de que se trata de una “disciplina” por y para niños. Cuando los más pequeños llegan a la sala, el monitor reproduce un listado de canciones con temas de Fortnite. Es el momento de que sigan los pasos de su instructor para conseguir dominar los doce bailes inspirados en este videojuego.

Comenzarán por los más fáciles para poco a poco ir subiendo de nivel. Una vez que conozcan todos los movimientos, en la clase realizarán una rutina de 12 movimientos coreográficos. Hasta ahora, la empresa solo ha empezado a divulgar la actividad en sus centros ingleses, pero estamos seguros de que en España no tardarán mucho en implantarla. ¿Te animarías?