Seguro que en muchas ocasiones has escuchado la expresión “dieta blanda”. Tal vez, incluso, hayas tenido que llevarla a cabo en algún momento. Si te estás preguntando en qué consiste y cuándo hay que emplearla, ¡solucionamos todas tus dudas!

Dieta blanda, ¿qué es?

Se trata de un tipo de dieta constituida por una serie de alimentos específicos. Ésta incluye alimentos ligeros que favorecen la digestión y ayudan al tránsito intestinal. Su objetivo es proporcionar a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios, tras haber pasado algún tipo de enfermedad intestinal. Si alguna vez has padecido gastritis o diarrea, seguro que has tenido que realizar una dieta blanda para proteger a tu organismo de los daños sufridos.

Lo que se pretende con este tipo de dietas, es ingerir alimentos cuya digestión sea sencilla. De esta manera estamos ayudando a nuestro sistema digestivo a trabajar con un menor esfuerzo. Cuando pasamos alguna dolencia intestinal, algunos órganos se resienten. Las dietas blandas ayudan en la recuperación de la flora y la vuelta al óptimo funcionamiento.

verduras

¿Qué alimentos se consumen durante la dieta blanda?

  • Cereales preferiblemente no integrales
  • Pan blanco, blando y sin corteza
  • Frutas exceptuando las que contengan demasiada fibra
  • La fruta en compota o asada es muy recomendable
  • Verduras cocidas, preferiblemente en crema o puré
  • Carne de pollo o pavo
  • Pescado blanco, como la merluza o el bacalao
  • Huevos en revuelto o tortilla, nunca fritos
  • Arroz blanco hervido
  • Caldos vegetales y de pollo
  • Yogures naturales, flanes o arroz con leche.
  • Mucha agua e infusiones

A la hora de cocinar los alimentos hay que evitar frituras o cocinar con excesivo aceite. Siempre es mejor en hervido, al vapor o a la plancha. Nada de salsas ni alimentos azucarados, altos en grasas, ni refrescos. Durante el periodo en el que estemos realizando una dieta blanda es preferible evitar comer fuera de casa, ya que te será más complicado poder adaptar tu alimentación a las necesidades.

Lo importante, es que estamos aportando a nuestro organismo todos los nutrientes básicos que necesita. Por eso, ayudamos a que se mantenga saludable y a que se recupere desde el interior.

Por tu parte, algunas consideraciones que puedes tener en cuenta para favorecer la dieta, son:

  • Seguir realizando las 5 comidas diarias
  • No abusar en las cantidades
  • Masticar lentamente, y mucho, los alimentos
  • Beber mucha agua
  • Preparar tu mismo los alimentos