Siempre es de agradecer que la política española se vuelque con el estilo de vida saludable. Hasta ahora era bastante común ver en las reuniones esas mesas llenas de zumos ultraprocesados y croissantes. Para crear un poco de consciencia, el Senado de España realizó una jornada de “desayuno saludable” para darle la importancia que merece.

Realmente, nos ha resultado llamativa la mesa que muestra todos los alimentos que, según ellos, no pueden faltar en un desayuno de una dieta equilibrada y variada. ¿Alguien se ha dado cuenta de que hay más productos ultraprocesados que naturales y frescos? ¿Estamos ante una campaña de publicidad de todas las marcas que ahí albergan o realmente piensan que con esos productos se puede realizar un desayuno saludable?

Un escaparate de productos “saludables”

Pocos alimentos y productos que hay en las mesas de las fotografías pueden salvarse del suspenso.

¿Por qué solo hay zumos envasados? Ya no es solo preocupante que prefiera darse la imagen de tomar zumos de fábrica, en vez de naturales; sino que no existe presencia alguna de la fruta en su estado original. Aunque los zumos naturales son saludables y pueden estar presente en nuestra dieta, no son la mejor manera de consumir fruta. Hemos explicado en alguna ocasión que tan solo nos quedamos con los azúcares del fruto y no absorbemos el aporte de fibra.

¡Ojo! Porque en la fotografía podemos llegar a divisar piña en almíbar. Una locura…

¿Cereales ultraprocesados? La dieta mediterránea enseña que un desayuno saludable debe contener proteínas, hidratos de carbono y grasas. Los cereales (integrales) son una perfecta fuente de carbohidratos, siempre que los compremos sin procesar. Si os dais cuenta, no hay ni rastro de avena o frutos secos naturales. Tan solo aportan las opciones “saludables” que las grandes empresas han sacado al mercado recientemente.
Tal y como te explicamos en este artículo: no debes fiarte del packaging de los productos, lee siempre la etiqueta nutricional.

¿Y la proteína? Parece que la única proteína que nos quieren aportar en el desayuno es aquella que ya viene embutida o con alto contenido en sodio. Por no hablar de los preparados lácteos de diferentes marcas y de las barritas “energéticas” de muesli.

Un desayuno ultraprocesado no es un desayuno saludable

Pese a que muchos tengan en mente que comer saludable es tomar zumos de bote, cereales de caja de cartón o fruta en conserva, la realidad es otra muy distinta. En este tipo de productos tan solo obtendremos una gran cantidad de azúcar, de grasa vegetal y muy poco aporte nutricional saludable. 

Llama muchísimo la atención que esa jornada de “desayuno saludable” no haya pasado por el aprobado de ningún experto en nutrición.