La situación actual de la bici deja mucho que desear en España (estudio OCU)

Depende de la ciudad, pero desde hace años hemos visto como en muchas creían los carriles bicis, llegando incluso estar en sitios donde dificultaban la circulación a los vehículos y ponía en riesgo la vida de los ciclistas. Esto se debe, en parte, a las subvenciones que llegan a los ayuntamientos de parte de los gobiernos nacionales y europeos para promover la compra y el uso de bicicletas.

Un estudio de la OCU enfrenta a 10 ciudades españolas y analiza el número de kilómetros de carril bici; la disponibilidad de aparcamiento para bicicletas; sistema público de alquiler de bicicletas; posibilidades de llevar la bicicleta en el transporte público, etc.

Las ciudades españolas elegidas para la investigación son: Valencia, Sevilla, Barcelona, Mallorca, Zaragoza, Málaga, Gran Canaria, Bilbao, Murcia y Madrid.

Han consultado a 4.394 personas, y según los resultados, Valencia encabeza la lista de satisfacción, quedando Madrid en última posición.  Esto se debe a que las infraestructuras para ciclistas no están a la altura de lo que se espera de grandes capitales como Madrid, Mallorca o Bilbao.

Tabla con los kilómetros de carril bici de las principales ciudades españolas

Por ejemplo, Madrid solo tiene 1 km de carril bici por cada 100 km de vía pública, según indica la OCU. Sin embargo, en otras capitales, como Sevilla, Valencia o Bilbao, la media de kilómetros de carril bici es de 15 km por cada 100 km de vía pública.

Y no es un dato aislado, ya que la predisposición a usar bicicleta en las ciudades pasa obligatoriamente por el número de kilómetros de carril bici del que se disponga. No solo la cantidad, sino también la calidad, ya que en algunas ciudades lo que delimita una zona de otra es una simple raya blanca en el suelo. Esto provoca inseguridad en los ciclistas y hace que muchas ciudades obtengan tan mala nota.

Otro dato importante son los aparcamientos específicos para bicicletas, si se puede llevar la bici en el transporte público y si la ciudad pone a disposición de los ciudadanos bicicletas públicas para alquilar.

Con respecto a esto último, la OCU analizó las bicis de alquiler en esas ciudades por cada 10.000 habitantes. Las que más bicis tenían era Barcelona y Sevilla, seguidas muy de cerca por Valencia.

La gran vencedora es Valencia, teniendo una cifra muy alta de satisfacción entre sus ciudadanos y en especial entre los aficionados a la bicicleta y ciclistas experimentados que pasean en ese medio de transporte entre las calles de su ciudad.

Una encuesta de satisfacción sobre las condiciones que hay en diferentes ciudades para usar la bicicleta

Acompañando a la investigación de la OCU, vemos un porcentaje del 22% que indica que de haber mejores infraestructura de carriles bici en su ciudad, ellos también usarían la bici como medio de transporte.

No solo eso, sino que al 29% de los encuestados le han robado al bicicleta alguna vez por no haber aparcamientos seguros en su ciudad.

En todos esos casos es el ayuntamiento quien debe poner medidas para mejorar la situación de la bicicleta en su ciudad. El 64% de los encuestados en esta investigación de la OCU está de acuerdo con que sea el ayuntamiento quien responda ante estas necesidades.