A cualquier persona sedentaria o perezosa le encantaría perder la grasa que le sobra sin mover un músculo. Y si además puede seguir comiendo todo lo que le apetezca sin engordar, mejor. ¿Es esto posible? Desechemos la idea de la liposucción o de tratamientos farmacológicos que ya existen en el mercado, según un invento asiático podremos perder grasa abdominal por 3’5€.

¿Has probado alguna vez una crema reductora o anticelulítica? Sentimos decirte que la única función que realizan es la de hidratar y activar la circulación si contienen extractos de menta o café. Pero no, no te hace perder grasa, lo que ayuda es a reducir la retención de líquidos.
Por otro lado, los fármacos que funcionan como bloqueadores de carbohidratos o los sobres desintoxicantes no son para nada una buena opción. La grasa no se elimina por arte de magia y mucho menos restringiendo a nuestro cuerpo de ciertos nutrientes.

¡Hola, parches asiáticos!

Como obra de Dios, un equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Nanyang (Singapur) han creado un parche que elimina la grasa de la barriga sin esfuerzo ninguno. Las pruebas que han realizado en ratones son positivas, pero aún no planean lanzarlo al mercado. Eso sí, cuando lo hagan, tendrá un precio de 3’5€. ¡Más barato que la cuota de gimnasio!

El parche está compuesto de numerosas micro agujas impregnadas en triyodotironina T3, una hormona para la tiroides considera como una droga “buena”. Nos lo tendremos que colocar en la zona del cuerpo donde queramos eliminar grasa, y las agujas harán su trabajo de introducirse en la piel para activar el metabolismo de la zona. Aseguran que los pinchazos no duelen, ya que las agujas son igual de finas que un pelo humano.

Cada vez es más apetecible este aparatito, ¿eh? Como resultado obtendremos que la grasa se quemará de forma continuada. Afirman que solo tardaremos 4 semanas en reducir el 30% de la grasa abdominal y disminuir los niveles de colesterol.

¿Es una opción saludable?

Lógicamente, no. Perder grasa localizada no es la manera natural que tiene nuestro cuerpo. Nosotros no podemos decidir de dónde perder la grasa, sino que con actividad física, el porcentaje de grasa general se reduce. Es un error pensar que podemos solo perder la grasa de nuestros muslos o del abdomen, ¡ojalá fuera tan sencillo!

Apuesta por un estilo de vida saludable, haz deporte, lleva una alimentación equilibrada, huye de los excesos de grasas y azúcar, elimina el alcohol y los refrescos. Así reducirás al 100% tu grasa corporal. ¡Prometido!