Si te has propuesto conquistar la cima, debes saber que lo que te espera ahí arriba es una sensación maravillosa. No hay nada como saber que has logrado tu objetivo y si, además, tienes la oportunidad de presenciar la maravillosa naturaleza desde lo alto… ¡inmejorable! Te contamos algunos consejos para que tu experiencia en la montaña sea positiva y no te encuentres con ciertos contratiempos.

Especialmente si es la primera vez que te propones realizar un ascenso intenso, debes tener en cuenta algunos aspectos que podrían resultar contraproducentes durante la experiencia. Queremos llevarlo todo preparado, asegurarnos que no olvidamos nada y no pecar de novatos y, en cambio, podemos estar poniéndonos algún que otro obstáculo. Por ello, es necesario que sepas algunas recomendaciones y, si hay alguna en la que no habías pensado, puedes hacerlo ahora.

Consejos para una bonita experiencia en la montaña

Ruta preestablecida

Estudia de antemano la ruta que vas a realizar. No confíes 100% en las aplicaciones del móvil y hazte con un mapa físico que pueda servirte de ayuda en caso de necesitarlo. Es lógico que nos sintamos preparados con las nuevas tecnologías, pero recuerda que podrían fallar y tendrías que hacer uso de los aspectos más tradicionales y tu propia intuición.

Calzado adecuado

Es fundamental llevar el calzado apropiado para la experiencia que vas a emprender. Debes saber que muchos accidentes se dan por la falta de unas botas cuya suela se adhiera al terreno, tanto en seco como húmedo. Es imprescindible este aspecto y no debes infravalorar la necesidad de invertir en un buen calzado.

Reduce la carga

Si llevas una mochila excesivamente pesada, es probable que acabes lamentándolo durante la ruta, sea de la duración que sea. Es lógico que quieras ir bien preparado y asegurarte de que llevas todo lo que podrías necesitar. Pero si intentas reducir al máximo el peso, lo agradecerás enormemente cuando estés en marcha.

Ropa especial

En este sentido no vale con llevar ropa cómoda. Aunque la comodidad es lo primero, siempre, necesitarás prendas que te protejan del frío, sean transpirable e impermeables. Aunque hayas mirado la predicción meteorológica, no debes fiarte. El viento, la lluvia o ambas cosas, podrían sorprenderte en cualquier momento y debes estar prevenido. Olvida la estética por un momento y asegúrate de llevar todo aquello que necesitas para tu seguridad.