¿Alguna vez te has preguntado cómo influye tu personalidad en tu entrenamiento? ¿Te gusta hacer ejercicio físico nada más levantarte? ¿Estás deseando de que sea jueves para ir a tu clase de boxeo? Parece que todo tiene mucha relación, y así lo recoge un nuevo estudio, publicado en la revista Heliyon.

Tu personalidad puede definir la rutina que prefieres

En el estudio, los científicos analizaron datos como el tipo de actividad, la frecuencia y las características de personalidad de más de 400 adultos activos. Descubrieron que había algunas características que influyeron en una serie de factores para hacer ejercicio, además de los tipos de rutinas que prefieres y la frecuencia con la que vas a entrenar.

Puede parecer una broma, pero la ciencia tiene un propósito importante: quiere hacer coincidir tus entrenamientos con tu personalidad. Esto no solo hace que aumentes tu disfrute cuando entrenas, sino que también se incrementa la posibilidad de que continúes a largo plazo.

«Muchas personas que inician rutinas de ejercicio físico pueden elegir actividades que entren en conflicto con sus intereses, estilos, personalidades y/o razones para participar. Nuestros hallazgos respaldan la necesidad de rutinas de ejercicio individualizados, no solo desde un punto de vista físico, sino también desde un punto de vista motivacional. Tener en cuenta estos factores puede afectar a la cantidad de ejercicio físico que los individuos realmente realizan«, comentaba uno de sus autores.

¿Qué deporte se vincula contigo si te gusta entrenar en grupo?

Si eres de los que disfruta entrenando en grupo, muy posiblemente te enganches al CrossFit, los deportes de equipo y el entrenamiento en grupo. En el estudio se descubrió que las personas que seleccionaron estas actividades estaban más motivadas por la conexión social que aquellas que hacían principalmente ejercicio cardiovascular (ciclismo o running).

No obstante, la investigación recoge que todos los deportistas están motivados por estar sanos. Aquellos que estaban más motivados por una experiencia desafiante que por preocuparse del control de peso, pasaban más tiempo en la sala de pesas o practicaban deportes de equipo, posiblemente porque es fácil encontrar un desafío constante en esas actividades.

Sea como sea, en cualquier situación sales ganando. La investigación encontró que las personas que están motivadas por hacer ejercicio de manera intrínseca se benefician, tanto por el manejo del estrés como por el simple disfrute de la actividad.
El estudio demostró que aquellos que eligieron el CrossFit como su actividad preferida estaban más motivados por verse bien que todos los que eligieron otros modos de ejercicio. Sinceramente, los amantes del CrossFit están súper motivados, ya que cuentan con estímulos de desafío, fuerza y ​ resistencia.

Si eres introvertido o extravertido, no parece afectar el ejercicio que más te conviene. Aunque los científicos sospechaban que esos factores de la personalidad podrían determinar qué actividades realizaban las personas, no era el caso. En cualquier disciplina podemos encontrar todo tipo de actividades, tan solo debes meterte en una clase colectiva para darte cuenta de ello.