Muchas personas, especialmente aquellas que se inician en la práctica deportiva, intentan encontrar una actividad a su gusto. Hoy en día, las salas deportivas y gimnasios tienen una amplia oferta para que puedan dar con la que se aproxime más a sus gustos y necesidades. En este post te hablamos de algunas actividades colectivas con las que podrás trabajar todo tu cuerpo.

En la actualidad, no hay excusas para no estar en una buena forma física. Y es que, además de toda la información que recibimos a diario sobre la importancia del ejercicio, los gimnasios tienen hueco para todos. La cantidad de actividades dirigidas que se ofrecen, cubren las necesidades de todas aquellas personas que quieran mejorar su salud y sus hábitos de vida.

Sin embargo, es comprensible que alguien que va por primera vez a un gimnasio, se pueda sentir perdido. Observa muchas máquinas, unas tablas de horarios llenas de nombres, algunos conocidos y otro no… Si es tu caso, no debes preocuparte. Los profesionales que trabajan en las salas deportivas te podrán orientar acerca de todo aquello que necesites saber, así como acerca de las clases colectivas que más se ajustan a tus objetivos.

Clases colectivas para trabajar todo el cuerpo

Según tu condición física y tus necesidades personales, será más apropiado asistir a una u otra clase colectiva. No obstante, puedes ir probando hasta dar con la que más te guste. A continuación, te hablamos de algunas actividades que puedes probar, ya que se adaptan a las circunstancias de cada uno y puedes observar una evolución muy evidente.

Spinning

Se trata de una clase muy divertida con la que podrás descargar todas las tensiones que has acumulado a lo largo del día. Es un clásico en todos los gimnasios desde hace mucho tiempo. La pueden encontrar con el nombre de Ciclo Indoor. Muchas personas, desde el desconocimiento, creen que solo trabajarán piernas. Sin embargo, fortaleces abdomen, espalda, glúteos, piernas y brazos. Es muy divertido y no es de extrañar que esta práctica no pierda adeptos.

Zumba

Una de las clases más divertidas con diferencia. Quemarás muchas calorías, favorecerás la salud de tu corazón, conocerás gente nueva y aprenderás unas coreografías que te encantarán. También supone una gran liberación de estrés y, ¡engancha!

Entrenamiento funcional

Actividades como el Crossfit o algunas disciplinas de entrenamiento funcional son muy apropiadas. Y es que, aunque en un principio puedas sentir que no es lo tuyo, observarás una evolución muy significativa. Éstas fortalecen y trabajan la totalidad de la musculatura y, además, te preparan para afrontar el día a día con una mayor comodidad y eficacia.

Pilates

Es una clase más relajada, sin embargo, el trabajo es muy profundo. Se centra especialmente en el core pero sus ejercicios trabajan de una forma global la musculatura. Te ayudará a sentir una mayor calma y bienestar, gracias a que presta mucha atención a la respiración.