Se acerca el buen tiempo y con él, los festivales de música y conciertos. Los amantes de la música en directo nos pasamos durante una hora y media cantando y saltando como si se nos fuera la vida en ello, lo que en más de una ocasión me ha hecho preguntarme sobre cuántas calorías estaré gastando. No me quiero imaginar cuántas gastará Beyoncé encima del escenario, pero el público intenso seguro que la alcanza.

DICE es una plataforma de compra de entradas y realizó en estudio entre los usuarios que asistían a conciertos. ¿Cómo lo hicieron? Les adjudicaron unas pulseras de actividad FitBit para poder medir sus pasos y la frecuencia cardíaca durante el concierto entero. ¿Te atreverías a adivinar qué estilo de música es el que más quema?

El Grime y la Electrónica, como una clase de spinning

Es cierto que en este estudio nos falta el género líder en las listas de música actualmente: el reggaeton y música latina. Pero si te gusta el grime y la electrónica, estás de suerte porque quemarás tantas calorías como si estuvieras en la clase de spinning. Ahora entenderéis por qué no es de extrañar que en muchas clases utilicen este tipo de música. ¿No eres amante de la electrónica y te toca soportarla? Piensa en que te ayuda a mantener un ritmo, marcar el paso y no desmotivarte.

Concretamente, el grime llega a realizar más de 7.500 pasos en una hora. ¿Sabes cuántos pasos recomienda la OMS? ¡10.000! Si luego te vas andando a casa, te habrás ejercitado sin haberte dado cuenta.
En cambio, el estilo de música que menos calorías consume es el indie. Vas a tener que irte de festival indie para poder quemar las calorías comparables a una sesión de gimnasio.

Lo que debes tener en cuenta es que de poco servirá ese gasto energético si estás consumiendo bebidas alcohólicas o comida rápida. No te decimos que tengas que ir a un concierto a hacer una sesión de entrenamiento, pero si quieres notar los beneficios es mejor que seas coherente con los alimentos. Además, en los conciertos se suele sudar mucho y la mejor manera de hidratarse es tomando agua, nunca alcohol.

¿No eres de música en directo?

Al menos tienes una guía sobre los tipos de música que más calorías consumen. Así no tendrás problema para buscar una lista de reproducción dependiendo del tipo de entrenamiento que quieras realizar.