El deporte y la solidaridad suelen llevarse bastante bien, no es de extrañar gracias a los valores que pueden enseñarnos la práctica deportiva. Burn To Give es una excelente iniciativa que te anima a donar las calorías que consumes en tu entrenamiento para convertirla en alimentos para los más desfavorecidos. ¿Quieres saber más sobre este proyecto?

Ayuda directa para Haití

El 15 de marzo fue cuando se inauguró www.burntogive.com, la primera plataforma que convierte tus calorías deportivas en alimentación de urgencia para un niño desfavorecido. Este proyecto durará tan solo 30 días (hasta el 15 de abril), y busca recaudar 30 millones de calorías para ayudar a unos 400 niños que sufren de desnutrición en Haití.

Es una excelente iniciativa para combatir las dos pandemias globales que afectan a la sociedad: la obesidad y la desnutrición. Unos recibirán lo que a otros les sobra, en términos calóricos.

Burn To Give tiene ya más de 30 mil usuarios inscritos, de más de 70 países que ya han donado más de 32,3 millones de calorías; es decir, 64.600 comidas. ¡Y ahora buscan que te unas tú también!

¿Cómo puedo participar?

Tan solo tendrás que registrarte en su web y añadir diariamente las calorías aproximadas que consumes. Si no sabes cuántas son, existe un calculador que te dará el dato dependiendo de la actividad física y la duración que selecciones.

Asimismo, compartir en redes sociales tu buen acto, ayudará a dar a conocer el proyecto y animar a tu entorno a que añada sus calorías. Es un proyecto que no ha invertido ni un solo euro en publicidad ni márketing, así que depende de nosotros en ayudar a esos niños de Haití.

Si te preguntas sobre cómo transforman esas calorías en alimentos, es gracias a empresas patrocinadoras que quieren colaborar con la causa. En su web está el listado de todas las que se han animado para luchar contra la desnutrición y la obesidad infantil.
Cada caloría registrada en el sistema, se convierte en un alimento especial llamado RUTF, que permite erradicar la desnutrición de un niño en tan solo seis semanas.