Septiembre, mes de planes, proyectos y nuevos propósitos. Durante el verano se nos van ocurriendo ideas que en septiembre “llevaremos a cabo”. Muchas veces éstas quedan en nada porque no somos capaces de mantener ciertos comportamientos. Hoy te hablamos de algunos aspectos importantes para que septiembre sea un éxito y logres cumplir todo lo que te propongas.

Aunque ya hayamos pasado la época escolar, algunos recientemente y otros hace mucho, septiembre sigue simbolizando un nuevo comienzo. Muchos renovamos nuestras agendas y nos disponemos a escribir en ellas deseos y propósitos que, esta vez sí, podamos cumplir con éxito. Sin embargo, para lograrlo, hace falta armarse de ganas y disponer de algunos valores propios que sirvan de fortaleza.

5 Aspectos importantes para cumplir tus propósitos de septiembre

Claridad

Lo primero que debes hacer para lograr cumplir tus objetivos, es definir cuáles son. Por ello, establece tus propósitos, prioriza por orden de importancia y márcate fechas orientativas para cumplirlos. No se trata de que te presiones en caso de no cumplir los tiempos, simplemente que te sirva como impulso para ponerte las pilas y activarte.

Voluntad

Para lograrlo tienes que querer hacerlo. No basta con querer hacer deporte porque está de moda. Si tu objetivo es, por ejemplo, hacer ejercicio físico de forma regular, encuentra el motivo para hacerlo. Ya sea para perder peso, mejorar algunos aspectos de tu apariencia, mejorar tu salud o liberar el estrés. Sea cual sea el por qué, intégralo en tu interior y dale sentido a tus esfuerzos. Solo viendo un sentido real a lo que haces, cumplirás con tus intenciones.

Paciencia

Los resultados no llegan de un día para otro. La paciencia es una virtud necesaria para alcanzar la meta. La capacidad de ver los pequeños cambios que van sucediendo, aunque sean imperceptibles para otros, es el secreto para hacerte con el triunfo.

Realismo

Debes ser muy realista con la situación. Es imposible lograr ciertos propósitos si no te esfuerzas y trabajas por ello. De este modo, sé sincero contigo mismo y observa dónde está el problema y en qué aspectos debes esforzarte más. El hecho de que septiembre sea un mes de cambios y nuevos comienzos, no quiere decir que sea en este mes cuando debes ver los resultados.

Resiliencia

Ya sea a nivel físico, profesional, personal o sentimental, los resultados vienen poco a poco y no siempre a la primera. Permítete fallar. A veces las cosas no salen bien y solo debemos disponer de una mayor confianza en nosotros mismos para saber que lo conseguiremos, aunque fallemos mil veces.