Andalucía es la Comunidad Autónoma que encabeza el listado en cuanto a mayor problemas de obesidad y sobrepeso en España. El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado un proyecto de Ley para la Promoción de una Vida Saludable y una Alimentación Equilibrada. El 23,1% de los niños y el 16,6% de los adultos sufren obesidad en Andalucía, por lo que tomar medidas era algo necesario.

Se espera que los colegios, espacios de ocio, empresas, restaurantes, centros de mayores y transportes colaboren en el cumplimiento de las exigencias de la ley, de no ser así se enfrentarían a una infracción.

¿Qué medidas propone esta ley?

Se han propuesto quince medidas bastante interesantes. Te las detallamos:

  • Acceso gratuito al agua en los colegios, lugares públicos y centros de ocio. Deberán tener fuentes públicas en sus recintos. Asimismo, las empresas de máquinas expendedoras de alimentos tendrán que ofrecer agua gratuita en recintos escolares en los que se permite su instalación y en los lugares de ocio. Por otro lado, la restauración tendrá que ofrecer a sus clientes un recipiente con agua y vasos, de forma gratuita.
  • Los restaurantes y bares deberán disponer de menús saludables y diferentes tamaños de raciones. Así se evitan los clásicos menús calóricos de dos platos y postre, en caso de que no lo queramos.
  • Los supermercados tendrán que disponer de diferentes formatos y pesos de alimentos frescos y perecederos, adaptándolos a las unidades familiares.
  • En lugares de trabajo con más de 50 trabajadores, será obligatorio habilitar aparcamientos para bicicletas.
  • Las personas que sufran obesidad o algún trastorno alimentario podrán tener una atención sanitaria pública de forma continuada. Además de pleno respeto como persona, huyendo de la discriminación laboral, social o sanitaria.
  • En los comedores escolares también se exigirán menús saludables, además de hacer partícipes a los alumnos en huertos escolares para que conozcan las frutas y verduras.
  • De aquí a dos años, los centros docentes tendrán que establecer un horario acorde a cinco horas semanales de actividad física. Asimismo, se fomentarán los juegos y recreos activos y se aumentará la oferta de actividades extraescolares que involucren el ejercicio.
  • Los profesores tendrán que incluir materias que promuevan los hábitos saludables, la alimentación equilibrada y la actividad física.
  • Se creará el Sistema de Información de Calidad Nutricional de los Alimentos en Andalucía. Se aplicará tanto a los productos envasados como a los comercializados por minoristas o venta a granel. De esta forma se comprarán alimentos y productos de la misma familia pero de diferentes marcas. Todo un acierto para conocer qué consumimos.
  • La ley vigilará la elaboración de cartas de compromiso que promuevan hábitos de vida saludables.
  • A las empresas fabricantes de productos alimentarios en Andalucía se les exigirán controles de la información que aportan al consumidor para asegurar que no promueven una alimentación no saludable.
  • Se limitará la publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas, cuyo mercado potencial sea el de menores de 15 años. Se buscará evitar que se promueva el consumo de productos hipercalóricos.
  • En los institutos se expondrá la cantidad de caloría por porción envasada de los productos que se vendan en sus máquinas expendedoras y en las zonas de restauración.
  • Las empresas evitarán hacer regalos o premios enfocados al consumo de alimentos o bebidas que no cuadren con los objetivos de la ley.

Siguiendo las recomendaciones de la OMS

Este proyecto de ley sigue las pautas de organismos como la Organización Mundial de la Salud en cuanto a implicar a las administraciones públicas, las empresas y los medios de comunicación y publicidad.

Para elaborarlo han hecho falta unas 250 personas de diferentes colectivos como: representantes de asociaciones, consumidores, padres de centros escolares, científicos y colegios profesionales, medios de comunicación y empresarios. Todos ellos relacionados íntimamente con la nutrición y el estilo de vida saludable. Eso sí, se ha echado en falta el apoyo de los dietistas-nutricionistas que son los que posiblemente sepan más de este ámbito.

¿Creéis que esta Ley debería extenderse a toda España? Esperemos que Andalucía logre rebajar su porcentaje de obesidad en poco tiempo.