Es necesario que, de cara al verano, tomemos conciencia de la importancia de protegernos frente a los rayos del sol. Y es que, aunque debemos hacerlo durante todo el año, en verano los riesgos se agudizan y necesitamos potenciar la protección solar. Además de cremas, conoce estos alimentos que te ayudarán a hacerlo desde el interior.

Como ya sabes, la alimentación es un pilar básico para la buena salud. En ésta residen todos los nutrientes que necesitamos para que nuestro organismo funcione correctamente. Además, nos ayuda a favorecer un estado de bienestar y de calma, así como a lograr los objetivos físicos que nos impongamos. Pero la nutrición va mucho más allá, y es que es capaz de protegernos de muchos factores externos, como, por ejemplo, los rayos del sol.

Si bien es cierto que la exposición solar tiene muchos beneficios para la salud, hay que hacerlo con responsabilidad. Por ello, es conveniente evitar las horas centrales del día y utilizar, en estas horas especialmente, crema solar de alta protección.

Alimentos protectores frente al sol

Betacarotenos

Los betacarotenos son los encargados de activar la melanina de nuestra piel y cumplen una importante función en la hidratación y elasticidad de la misma. Al ingerir alimentos ricos en betacarotenos, nuestro cuerpo los convierte en la vitamina A que el organismo necesita para funcionar. Por ello, incluye en mayor medida tomates, zanahorias, calabaza, albaricoques, espinacas, acelgas…

Vitamina C

Ingerir alimentos ricos en vitamina C, contribuye a la protección de las membranas y estimula la síntesis de colágeno. Puedes encontrarla de forma abundante en frutas cítricas, espinacas, fresas, papayas, pimientos, arándanos, kiwis…

Vitamina E

La vitamina E, presente en algunos alimentos, es capaz de reparar el daño de la radiación ultravioleta.  Así, colabora en la regeneración de posibles daños cutáneos ocasionados por exposiciones al sol de forma prolongada. Podemos encontrar vitamina E en frutos secos, semillas, espinacas, brócoli y aceites vegetales.

Polifenoles

Los polifenoles, con una poderosa función antioxidante, son fotoprotectores y retrasan el enrojecimiento cutáneo. Sus propiedades antioxidantes ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro y a reducir los riesgos ocasionados por los radicales libres. Puedes encontrarlos en las manzanas, en el chocolate puro, aceite de oliva, uvas o en el té verde.

Así que no lo dudes, introduce ciertos alimentos específicos para proteger tu cuerpo desde el interior. Además, estarás contribuyendo a una alimentación variada y muy saludable, primordial para una buena salud y un óptimo funcionamiento del organismo.