Aunque las migrañas pueden afectar a las personas por diferentes causas y en distintas intensidades, la alimentación puede contribuir a aliviar las molestias. Como en muchas otras enfermedades o dolencias, de carácter leve o moderado, ajustar ciertos alimentos para obtener la mayor cantidad de beneficios es primordial. En este post te hablamos de algunos de ellos, para que puedas sentir un alivio en la sintomatología.

En la actualidad, tenemos la suerte de disponer de varios estudios que nos ayudan a conocer los efectos, positivos o negativos, que ciertos alimentos tienen sobre nuestra salud. Del mismo modo, nuestro bienestar, físico y mental, puede verse afectado directamente por la calidad de nuestra dieta. Así como hay algunos alimentos que repercuten, para bien o para mal, cuando padecemos dolores menstruales, digestivos o decaimiento, también los hay para mejorar las molestias propias de las migrañas.

Según la RAE, la migraña o jaqueca es “un dolor de cabeza recurrente e intenso, localizado en un lado de la cabeza y relacionado con alteraciones vasculares del cerebro”. Resulta muy molesto para las personas que la padecen, provocando en algunas ocasiones, la imposibilidad para llevar a cabo la vida cotidiana.

Alimentos para aliviar las molestias de las migrañas

  • Frutos secos, como las almendras o las avellanas, por su contenido en Omega 3 y 6.
  • Carnes bajas en grasa, como la carne de pollo, conejo o pavo.
  • Pescado azul como atún, salmón, emperador, sardinas… por su contenido en ácidos grasos.
  • Jengibre por sus propiedades antiinflamatorias y sus beneficios para mejorar la circulación sanguínea.
  • Legumbres
  • Cereales integrales, fuente de vitaminas del grupo B.
  • Limón y otros cítricos gracias a su contenido en vitamina C. Tomar en ayunas un vaso de agua tibia con zumo de limón es una opción muy saludable.

Alimentos que NO debes consumir cuando sufras migrañas

Del mismo modo que se recomiendan ciertos alimentos, hay otros que deberías desechar en esos días de dolor intenso de cabeza. Para empezar, deberías llevar una alimentación natural y saludable, eliminando aquellos productos procesados, cargados de aditivos.

  • Queso, especialmente los que están curados
  • Otros lácteos como el yogur, la leche o la mantequilla.
  • El chocolate, independientemente de si lo sueles tomar puro o con leche.
  • Mariscos y pescados en conserva.
  • Embutidos que suponen un alto aporte de grasa.

Se debe evitar rotundamente el consumo de bebidas con alcohol y las bebidas excitantes. En muchas ocasiones, las migrañas están ocasionadas por problemas de estrés. Si crees que puede ser tu caso, intenta llevar una vida más tranquila, meditar o practicar alguna actividad que te ayude a promover la relajación y el descanso.